lasso1

El candidato, en su espacio de Facebook #YoPregunto, dijo: “Crearemos centros de rehabilitación para los jóvenes que han caído en el consumo de drogas. No hay centros de rehabilitación públicos (…), no hay servicios públicos  para atender este nuevo mal que se ha presentado en el Ecuador”.

Por su parte el Ministerio de Salud Pública, en su página web -apartado de Salud Mental, indica que  existen cuatro modalidades  dedicadas a esta atención:

  • Modalidad Ambulatoria
  • Modalidad Ambulatoria Intensiva
  • Unidades de Salud Mental Hospitalaria
  • Centros Especializados de tratamiento a personas con consumo problemático de alcohol y otras drogas

Rodrigo Tenorio Ambrossi, psicoanalista, dice que “en principio, sobran centros de tratamiento, pero ¿a quién tratar?”.

Se refiere al detalle de centros de salud que hace mención el Ministerio:

  • 364 centros de salud en modalidad ambulatoria
  • 39 centros de salud en modalidad ambulatoria intensiva.
  • centros especializados en tratamiento a personas con consumo problemático de alcohol y otras drogas (2 para adultos y 3 para adolescentes).

“A los centros han ido a parar, llevados a la fuerza, chicos que fumaron marihuana una sola vez” –dice Tenorio-.  Éticamente, no puede denominarse tratamiento a intervenciones realizadas contra la voluntad del sujeto”.

Según el psicoanalista no existen “realmente” centros del Estado y los privados son cárceles y centros de tortura, según investigaciones que ha llevado a cabo.

Para el terapeuta, “los discursos políticos sobre el tema de las drogas comúnmente se alejan mucho de la realidad nacional. El tema de las drogas y el de los usos de drogas exigen algo más que escándalos verbales”.

Como ejemplo, cita el caso de la droga H.  Asegura que el poder -y el actual Gobierno- ha tratado de maximizar el conflicto. “Se han dado casos, sí, pero en la realidad son muy raros los casos de muertes por sobredosis en el país”.

Su apreciación es que los candidatos, con este tipo de propuestas, no han leído nada de los “trabajos serios que se han publicado en los últimos años sobre el tema en el Ecuador: Consep, Flacso, Tenorio y otros”.

Para él, Ecuador requiere una nueva política sobre drogas.