En el último enlace ciudadano, el Presidente Correa dedicó varios minutos a explicar el que, según él, es el modo correcto de interpretar las estadísticas de mercado laboral que el INEC presentó el lunes pasado. Más allá de que su interpretación está lejos de ser la correcta, en el tiempo que dedicó al tema, el Presidente hizo algo aún más preocupante: reprendió públicamente a los funcionarios del instituto estadístico por la manera en que presentaron las estadísticas laborales ya que, según él, el formato utilizado “no traduce la realidad”. Ese llamado de atención siembra dudas sobre el modo en que las cifras de empleo, uno de los temas más sensibles para el Gobierno (más aún en campaña electoral), se presentarán de aquí en adelante.