pesantezcierto

El entrevista con el diario El Comercio el pasado 23 de octubre, el precandidato del movimiento Unión Ecuatoriana, Washington Pesántez, expuso sus principales propuestas entre las que mencionó que se debe comenzar por una auditoría seria de la deuda externa e interna del país, ya que: “No sabemos exactamente si debemos 38.000 millones de dólares o si debemos 43.000 millones. Tampoco si el producto interno bruto alcanzó la cifra de 100.000 millones como estaba previsto o bajó a 98.000 millones”.

Aunque el Ministerio de Finanzas recogió en su informe sobre deuda pública en el sector público del Ecuador que el endeudamiento total en septiembre del 2016 fue del 38,4% en relación al PIB, la falta de datos completos sobre el indicador hacen que no se sepa con exactitud el nivel de endeudamiento.

Como indica el economista Alberto Acosta, editor del grupo Spurrier, este indicador no incluye algunos rubros de financiamiento que el gobierno no clasifica como deuda: financiamiento a través de preventas petroleras y deuda de corto plazo (menos de un año).

“Al no estar incluidas en las estadísticas de endeudamiento, se pierde transparencia”, añade el experto. “No existe una estadística pública del saldo a la fecha del financiamiento obtenido a través de preventas petroleras. En relación a la deuda de corto plazo solo se pueden identificar las inversiones realizadas con recursos de la reserva internacional en títulos del gobierno que al 21 de octubre alcanzaron $4.001,6 millones”, según el Boletín Monetario Semanal del BCE.

Siguiendo el informe, Acosta estima que el saldo de la deuda total ($36.986,0 millones) más las inversiones de la reserva internacional ($4.001,6 millones), obtenemos que la deuda total alcanzaría $40.987,6 millones; es decir, el 42,6%, superando el techo legal de endeudamiento del 40%. “Pero inclusive ese indicador es incompleto por la falta de datos mencionada”, precisa.