cynthia3

En su entrevista habitual de los lunes con cuatro radios AM y una FM de Guayaquil (reproducida aquí en Ecuador en Vivo), Cynthia Viteri afirmó en referencia al caso Petroecuador: “Los funcionarios que él (Correa) ahora desconoce se sentaron en su mesa en Carondelet a firmar los nombramientos. Pasan de ser ‘mi querido Álex’ a ‘no lo conozco’. Los funcionarios cuestionados están sentados al lado de él. Forman parte de esta ruta de corrupción. Se robaron los dineros del Estado, y todos los que lo hicieron, al menos los que están al descubierto, era gente totalmente cercana al binomio de Correa”.

Viteri hizo la declaración este 14 de noviembre, en referencia al Enlace Ciudadano del sábado 12 de noviembre, en la que el presidente Rafael Correa dijo: “Les insisto, estos nuevos capturados es gente de carrera de la refinería, no es que los nombramos nosotros ya trabajaban desde antes ahí. Ya han estado en la gerencia en otros gobiernos y parece que por siempre había esta red de corrupción”.

Si bien es cierto que tanto Marco Calvopiña, exgerente de Petroecuador, como Diego T., exsubgerente de Refinación, eran funcionarios de carrera, ambos alcanzaron cargos directivos en la última década, durante el gobierno de Alianza PAIS (AP).

Marco Calvopiña fue designado gerente, máxima autoridad de Petroecuador, por Wilson Pastor, quien estaba a cargo de la cartera de Recursos Naturales No Renovables, y nombrado por él, Jorge Glas y René Ramírez en 2011. En el año 2007, ya en el gobierno de AP, había sido nombrado asesor de la Presidencia Ejecutiva de Petroecuador.

Por su parte, Diego T. se desempeñó como subgerente de operaciones de refinación y estuvo vinculado con la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas. En 2007, había sido ratificado por el CAD en la vicepresidencia de Petroindustrial.

De hecho, el numeral 13 del artículo 9 de la Ley Orgánica de Empresas Públicas dictamina que “es atribución del Directorio de las empresas públicas nombrar al gerente general de una terna propuesta por el Presidente del Directorio y sustituirlo”.

PUNTO DE VISTA

Jorge Rodríguez / Integrante de la Comisión Nacional de Control Cívico de la Corrupción

El presidente Rafael Correa maneja muy bien la neuropolítica y la comunicación y lo que se pretende es encubrir una patraña con una apelación a la honestidad, como se planteó el movimiento oficialista en sus primeros planteamientos de gobierno.

Entonces, la posición tanto del Presidente como del Vicepresidente de la República, al sostener que no conocían a los funcionarios de Petroecuador porque eran de trayectoria, no es más que una forma de trasladar la responsabilidad, como lo hicieron ya en días anteriores con las empresas.

En definitiva, los corruptores son los malos y los corrompidos no tienen mayor culpa. Esta es una forma evidente de engaño a la opinión pública y lógicamente la gente con un poco más de reparación no se deja engañar con estos cantos de sirena.

Asimismo no debemos dejar de revisar los decretos en los cuales el Presidente de la República encarga al Vicepresidente el manejo de los Sectores Estratégicos. Luego, cuando tenemos el nombramiento del Vicepresidente como miembro del directorio de Petroecuador, lógicamente existe una responsabilidad compartida, por ello no necesariamente el Gerente o el que ejecuta los contratos tienen responsabilidad individual.