Foto tomada del Facebook Vamos Lenin.
Foto tomada del Facebook Vamos Lenin.

Lenín Moreno, candidato de Alianza PAIS, afirmó: “Hemos logrado disminuir el desempleo con índices inferiores a Uruguay, Chile, Perú, Alemania, entre otros”, como compartió en un tuit durante su visita a Nueva York el 2 de noviembre.

El Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos contabilizó una tasa de desempleo del 5,2% en el país, según figura en el Reporte de economía laboral de septiembre.

En Uruguay, el Instituto Nacional de Estadística cifra en 8,4% la tasa de subempleo para noviembre; en Chile es de 6,9% (con corte a agosto); en Perú, 7,6% (con corte a octubre); y en Alemania, de 4,1% para septiembre.

La frase es falsa, ya que la tasa de desempleo de Alemania está 1,1 puntos porcentuales por debajo de la de Ecuador. Pero además, los otros países no consideran una tasa de subempleo en sus estadísticas, que en Ecuador fue del 19,4% en septiembre, y la mayoría de los países mencionados (a excepción de Perú) tampoco tienen en cuenta una categoría de ‘tasa de empleo no remunerado’, que en Ecuador fue del 10,4%. En otros países ambas categorías hacen parte de la tasa de desempleo.

El economista Luis Espinosa Goded, académico de la Universidad San Francisco de Quito, lo explica así: “Los datos de empleo de ecuador no son comparables con los del resto del mundo, donde las categorías suelen ser binaria: o trabajas o no. Pero en Ecuador hay 3 categorías: empleo adecuado, inadecuado y subempleo. Es cierto que no ha habido un gran aumento de la tasa de desempleo, que se ha mantenido estable, pero la tasa de empleo inadecuado o subempleo ha aumentado mucho. La gente, efectivamente, no se queda sin trabajo, siempre tienen una chaucha, algo que les permite salir adelante, pero eso no quiere decir que tengan empleo”.

Por su parte, la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes) señaló a El Universo que “las cifras sobre la evolución del mercado laboral se contradicen con el discurso oficial de que en el segundo trimestre la economía habría entrado en una fase de recuperación. Indica que haber perdido unos 340.000 empleos plenos significa que el número de puestos de trabajo adecuados se redujo en casi 10% en el último año”.

En ese mismo artículo, el economista Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), afirmó que “el subempleo total, que abarca el subempleo, el empleo no pleno y el no remunerado, ya llega a 55%, lo cual es preocupante”.