Foto tomada del Facebook de Lenín Moreno.
Foto tomada del Facebook de Lenín Moreno.

En entrevista con El Comercio, el candidato de Alianza PAIS, Lenín Moreno, advirtió que: “$800 millones se pagaron por la deuda de salud”.

Según declaró el presidente Rafael Correa en el Enlace Ciudadano del 2 de enero de 2016, es cierto que el Estado pagó USD 780 millones en el 2015 por la derivación de afiliados al Seguro Social a clínicas privadas para cubrir su atención médica. Sin embargo, ese pago no corresponde a la deuda en salud, como menciona el candidato Moreno, ya que en 2015 el Gobierno le retiró el pago del 40% de pensiones al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (USD 1 100 millones al año) y desconoció la deuda de salud (USD 1 749 millones a 2015, según informe interno).

El doctor Marco Proaño Maya, experto en temas de seguridad social, considera que “el Gobierno, como representante político del Estado, desconoció la deuda con el IESS por la atención de salud de los jubilados y de quienes sufren enfermedades catastróficas, deuda que a marzo del 2015 era de USD 1 875 millones, deuda que se ha negado a respetarla manifestando “que no existe ninguna deuda ni obligación que se haga exigible por parte del Estado porque no se ha dictado el Reglamento a la Ley de Seguridad Social. Lo grave es que invocando el Decreto 1218 se pretende dar de baja a esta deuda por la prestación de salud que es un Mandato Legal”, expresa.

Y añade que “el retiro del pago del 40% es una actitud temeraria que afecta gravemente al sistema porque rompe el equilibrio financiero del IESS”.

“El déficit de liquidez del Seguro de Salud en el 2014 fue de USD 544 millones y en el 2015 fue de USD 964 millones, de allí la decisión atropellada de redistribuir los aportes del Seguro de Pensiones al Seguro de Salud, decisión inconstitucional porque atenta a la sostenibilidad del sistema; decisión ilegal porque contradice lo dispuesto en el artículo 122 de la Ley de Seguridad Social y decisión inconveniente porque puede producir graves e irreparables daños al sistema de pensiones”, afirma el experto.