Foto tomada del Facebook de Iván Espinel.
Foto tomada del Facebook de Iván Espinel.

En entrevista con Focus, el candidato a la presidencia Iván Espinel señaló el pasado 30 de noviembre lo siguiente: “El banco del que sale un candidato tiene una tasa de alrededor del 11,3% de interés para créditos hipotecarios. Y por poner un ejemplo, el banco Santander de Chile, para hablar de Latinoamérica, tiene una tasa de interés del 4,3%. ¿Cómo pretendemos competitividad?”.

En efecto, el crédito inmobiliario del Banco de Guayaquil, según el tarifario de noviembre, se cotiza con una tasa de interés del 11,33%.  Mientras que el banco Santander de Chile ofrece una tasa de interés máxima de 4,7% para créditos hipotecarios, según sus tarifas de diciembre.

Sin embargo, como señala el economista Luis Espinosa Goded, académico de la Universidad San Francisco de Quito, aunque las tasas de interés son un buen indicador de competitividad debido a que miden la confianza, estas comparaciones sólo son válidas entre bancos que pertenezcan a los mismos mercados, ya que cada país se rige por regulaciones distintas. Además, especifica que “las tasas de interés en Ecuador las fija la Superintendencia de Bancos y no se las puede atribuir a Lasso o ningún otro candidato”, apunta el experto.

En efecto, si se hace una comparación entre las tasas de interés para créditos inmobiliarios de otros bancos del país, el Banco de Guayaquil está dentro el promedio. Por ejemplo, el Banco Pichincha tiene una tasa para hipotecas del 17,3%, el Banco del Pacífico, la misma tasa de 11,33%; Banco Inmobiliario, 11,33%; Banco Bolivariano, 11,03%; Banco del Austro, 11,33%; Banco Solidario, 11,33%; y Banecuador, 10.81%.