“(…) En calidad de educación general y educación superior, lo dice la Unesco, somos el país que más ha avanzado”, afirmó Rafael Correa el pasado 1 de marzo, durante una entrevista con medios de comunicación de Manabí. La aseveración carece de sustento, es irreal.

Para comprobar lo dicho por el Presidente es preciso buscar la información que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés) ofrece al respecto. Al hacerlo, se llega a diciembre de 2014, momento en que el Mandatario saliente ya pronunció la frase que repitió en marzo de 2017.

De acuerdo a un artículo publicado en El Ciudadano, durante el Enlace Ciudadano 402 realizado desde la Concordia, Santo Domingo de los Tsáchilas, se destacó el crecimiento que ha tenido Ecuador en temas de educación, después de los resultados obtenidos en el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Terce) realizado por el Laboratorio de la Evaluación de la Educación de la Unesco. En esa sabatina se aseguró que el país “mejoró sus resultados en todas las áreas evaluadas (Lenguaje, Matemáticas y Ciencias Naturales) y se ubica entre los países de América Latina que más avances tuvieron en educación”. Pero eso tampoco es cierto.

En efecto, en diciembre de 2014 se presentaron los resultados del Terce, un estudio de logro de aprendizaje a gran escala que se aplicó en 2013 y en el cual participaron 15 países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay) más el estado mexicano de Nuevo León. El análisis evalúa el desempeño de estudiantes de tercer y sexto grado de escuela primaria en las áreas de Matemática, Lectura y Escritura (Lenguaje), y Ciencias Naturales en el caso de sexto grado.

Para realizar la investigación, se aplicaron pruebas estandarizadas de evaluación de aprendizajes a estudiantes de educación primaria. En ningún momento se menciona educación superior, como lo afirmó Correa. Los resultados presentan la distribución de los alumnos por niveles de desempeño, los que informan a su vez sobre lo que saben y son capaces de hacer en las disciplinas evaluadas.

De acuerdo al informe, la región consiguió avances significativos en materia de alfabetización y cobertura de sus sistemas educativos, pero continúan pendientes importantes desafíos en materia de calidad y equidad. En ese contexto, los países que consistentemente se encuentran por encima del promedio regional, en todas las pruebas y grados evaluados, son Chile, Costa Rica y México. Países que en la mayoría de los casos se encuentran en este mismo grupo son Argentina, Uruguay y el estado mexicano de Nuevo León. Ecuador no aparece en esa lista ‘destacada’.

Para ser precisos, en la evaluación de lectura, correspondiente a 6to grado; y escritura, de 3er grado; Ecuador está por debajo de la media regional. En las demás áreas se encuentra igual que la media, en ninguna por encima.

El informe de la Unesco concluye que durante los últimos 20 años, la mayor parte de los países de la región experimentaron progresos importantes en aspectos clave, como el desarrollo global, el crecimiento económico y –en menor medida- la reducción de la pobreza, todo lo cual generó un contexto favorable para el avance en educación. Sin embargo, la persistencia de elevados niveles de inequidad y pobreza, y la alta proporción de población viviendo en zonas rurales continúan ofreciendo dificultades adicionales a la expansión de una educación de calidad en la mayor parte de la región.