Guillermo Lasso, candidato presidencial por CREO, a través de su cuenta de Twitter afirmó lo siguiente:

Efectivamente, Eduardo Valencia, el economista que presidió la Comisión Investigadora de la Crisis Financiera, en una entrevista realizada por Ecuador Chequea afirmó que “recabamos información de qué bancos se habían beneficiado, y en la lista no estaba el Banco de Guayaquil, ni Guillermo Lasso”. Valencia señaló a Juan Falconí Puig, presidente de la Corporación Financiera Nacional durante 1999 y actual embajador de Ecuador en Londres, como la persona responsable de elaborar el decreto y preparar el mecanismo para la compra de los Certificados de Depósito Reprogramados (CDRs) que benefició a los banqueros. Esto debido a que los bancos obtuvieron el valor original de los CDRs cuando, en primera instancia, fueron comprados a los depositantes con descuentos de hasta el 60%.

Sin embargo, Guillermo Lasso fue presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador entre 1993 a 1997, y en 1994 fue posesionado como vocal en la Junta Monetaria en representación de los bancos privados nacionales. El mismo año en que se diseñó la Ley de General de Instituciones Financieras, la cual impedía que el Gobierno regule los bancos y las instituciones financieras privadas, esta norma fue la antesala de la crisis del 99. Pablo Dávalos, economista y docente de la Universidad Católica, sostiene que Lasso, al igual que muchos otros, tienen responsabilidad en la crisis del 99 debido a que fueron actores políticos en medio de una serie de decisiones que dieron como resultado el Feriado Bancario.

A continuación, un vídeo elaborado por Ecuador Chequea a partir de las versiones de los economistas Valencia y Dávalos.