Al Consejo Nacional Electoral (CNE) la tarea le tomó casi 10 horas. La mañana de este 18 de abril, en el Coliseo General Rumiñahui (Quito) se instalaron 250 mesas para recontar 1.275. 450 votos, correspondientes a 3865 actas, como parte del proceso de impugnación a los resultados de la jornada electoral del pasado 2 de abril, cuando Lenín Moreno resultó vencedor camino a la Presidencia del Ecuador.

Guillermo Lasso, expresidenciable por el Movimiento CREO, impulsó el proceso que tenía como objetivo contar nuevamente las papeletas y confirmar que no existan irregularidades. Sin embargo, ni él ni ningún representante de su partido participó de la jornada desarrollada este lunes. Su razón: “el reconteo parcial aleatorio no es más que otra maniobra del oficialismo por intentar legitimar un proceso que ha sido todo menos transparente”.

 

¿El CNE escogió aleatoriamente las actas para el reconteo? “No”, afirma Ana Marcela Paredes, Consejera Nacional Electoral. “Se abrió el 100% de las urnas solicitadas por ambas organizaciones políticas (CREO y Alianza PAIS). Las inconsistencias fueron absueltas en casi 10 horas de trabajo, no es aleatorio”, explica.

Entonces ¿de dónde salió el material para contar nuevamente? Según el CNE, los representantes de CREO-SUMA objetaron 4 243 actas, de las cuales 1 795 tenían supuestas inconsistencias de firmas y las restantes 2 448, inconsistencias numéricas. No obstante, de acuerdo al Consejo eso no fue así.

Es decir, dentro de esas 4 243 actas había 299 duplicadas. CREO-SUMA entregó 3 442 documentadamente y sin especificar las razones de la objeción. Alianza PAIS objetó 714 actas, de las cuales 178 eran duplicadas. Al cotejar la información presentada por ambas organizaciones políticas, se determinó que objetaron 113 actas en común. Por lo tanto, se procedió al reconteo de 3 865 actas.

¿Por qué no se verificó la totalidad de las urnas a escala nacional mediante un nuevo escrutinio manual, voto a voto, como lo exigía Lasso? La Consejera del CNE sostiene que no existió ningún instrumento legal que amerite la revisión de las 41.042 actas. Paredes se ampara en el artículo 141 del Código de la Democracia, el cual establece que “…El escrutinio nacional consistirá en examinar las actas levantadas por las juntas provinciales, distritales y de las circunscripciones especiales en el exterior, a fin de verificar los resultados y corregir las inconsistencias cuando haya lugar a ello. El Consejo podrá disponer que se realicen las verificaciones o comprobaciones que estime necesarias”.

Medios de comunicación, miembros de la sociedad civil, academia, Instituto Geográfico Militar organizaciones políticas y organismos internacionales fueron testigos del reconteo que concluyó con una décima más para el candidato de Alianza PAIS. Es decir, Moreno pasó del 51.15% del total de votos al 51.16; mientras que Lasso bajó de 48.85% a 48.84.

Fuente: CNE