El pasado 8 de mayo, durante la inauguración del Parque UNASUR, Rafael Correa, Presidente de Ecuador, sostuvo que: “estamos entre los países más seguros del continente”. Correa afirmó esto tras advertir que la ciudadanía necesita mayor formación, y consciencia política, para no dejarse atemorizar por la desinformación. “Nos trabajaron mucho al miedo, que todo estaba mal, que todo se iba a derrumbar, que estábamos sobre endeudados, que la corrupción por todos lados, que la droga… “, ironizó Correa.

Las cifras más recientes sobre inseguridad fueron elaboradas por el INEC en su encuesta sobre victimización y percepción de la inseguridad 2011. De acuerdo a esta institución, el 83% de las personas, a nivel nacional, considera que su ciudad es insegura; además, el 77,3% de la personas considera que la delincuencia aumentó en su ciudad. Con respecto a las causas de la delincuencia, el 23,0% de personas piensan que el desempleo es la principal causa de la delincuencia.

Por otro lado, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en su informe sobre seguridad ciudadana, aseguró que “el porcentaje de la población total que fue víctima de robo, tanto con violencia como sin ella, varía del 10.82% en Chile hasta el 25.19% en Ecuador. Esto es, 10 de cada 100 chilenos y 25 de cada 100 ecuatorianos fueron víctimas de robo en el último año”. De acuerdo con estas cifras, Ecuador tiene el porcentaje de victimización por robo más alto de América Latina.

Además, el PNUD ubicó a Ecuador dentro del grupo de los países con alta tasa de homicidios por 100.000 habitantes en América Latina, junto a países como: Brasil, Colombia, El Salvador, México, etc.

Asimismo, el Banco Mundial, en su base de datos, cifró la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes en 8,2 en Ecuador. Situando al país en una posición media, en relación a este índice, en América del Sur.

Sin embargo, el Institute for Economics and Peace, en su Índice Global de Paz 2016, ubicó a Ecuador en octavo lugar, entre 25 países, a nivel continental, y en el puesto 76 a nivel mundial. Este índice mide el nivel de paz alcanzado en los países de acuerdo con 23 indicadores cualitativos y cuantitativos. Aunque Ecuador se ubico en un puesto relativamente alto en esta clasificación, el índice de criminalidad percibida por la sociedad cifró una calificación (alta) de 4/5, a su vez el indicador de homicidio doloso cifró una calificación (muy alta) de 4,2/5.

Entre los principales factores combinados para la medición de este índice se encuentran: el grado de militarización, sociedad y seguridad, y conflictos domésticos e internacionales. Ecuador se ubicó en el puesto 117 entre 162 países en 2008, primer año en que se realizó este índice, y escaló al puesto 76 en 2016.

Para el Doctor Lautaro Ojeda, especialista en temas de seguridad ciudadana, de acuerdo a la medición internacional la tasa de seguridad ecuatoriana es de 5,7, si comparamos exclusivamente este índice con el resto de países del continente, Ecuador tendría una de las tasas más bajas. Sin embargo, el Doctor Ojeda especificó que es necesario ampliar el concepto de seguridad. “La seguridad no solo tiene que ver con la violencia criminal, sino también con la violencia social y la violencia institucional. Si nosotros tenemos en cuenta la violencia social, que tiene mayor registro de homicidios que la violencia criminal, entonces la situación cambia significativamente. Si medimos estos otros tipos de violencia yo no me atrevería a decir que Ecuador es uno de los países más seguros”, puntualizó Ojeda.

Según este Experto la violencia social comprende: la violencia intrafamiliar, el acoso escolar, homicidios por riñas y venganzas, e inclusive la criminalización de la protesta social. “Para destacar un dato, proporcionado hace pocos meses por el Observatorio Metropolitano de la Seguridad Ciudadana, por riñas y venganzas se producen más homicidios que por otras causas”, ejemplificó el Doctor Ojeda.