El Presidente Rafael Correa visitó la Universidad de Belgrano, el pasado 17 de mayo, para recibir su décimo quito doctorado Honoris Causa. Durante la conferencia magistral, Correa afirmó que: “nos acusan de estatistas por seguir la inversión pública,y que hemos disuadido a la inversión privada, eso es un absurdo que no resiste el menor análisis”. El presidente Correa añadió que también hay economía política y “quieren que los mejores negocios se los dejemos al sector privado”, a lo cual él no se opone siempre y cuando existan las regulaciones adecuadas.

Aunque Correa afirme que una adecuada inversión pública atrae a la inversión privada, los registros del Banco Central del Ecuador evidencian que existió una reducción de la inversión privada durante la década gobernada por Correa. En primer lugar, el BCE especifica que: “La Formación Bruta de Capital Fijo (FBKF) corresponde a la inversión de un país, representada por la variación de los activos fijos no financieros tanto privados como públicos…en un período de tiempo determinado.”Es decir, la FBKF es sinónimo de inversión privada y pública.

De acuerdo al BCE, en su documento sobre formación bruta de capital fijo 2007-2015, aunque la inversión privada pasó de USD 7770 millones en 2006 a USD 14.120 millones en 2015, su participación como porcentaje del PIB cayó de 16,4% en 2006 a 14,1% en 2015. Al contrario, la inversión pública se incrementó seis veces en el mismo periodo de tiempo. En términos porcentuales se evidencia una reducción de la participación privada en la formación bruta de capital fijo.

Fuente: BCE

El Banco Mundial elabora anualmente el reporte Doing Business, el cual mide aspectos de regulación que permiten, o impiden, que las empresas del sector privado puedan: iniciar, operar y expandirse. El reporte Doing Business, del año 2007, rankeo a Ecuador en el puesto 120 de 175 países durante el 2006, antes de que Correa asumiera la presidencia; mientras, el reporte del 2017 ubicó a Ecuador en el puesto 114 de 195. De acuerdo a los datos del Banco Mundial, Ecuador no evidencia un avance en este índice durante la última década; en realidad, el informe del 2017 ubicó a Ecuador en el puesto 19 entre 32 países de América Latina y el Caribe.

Por otra parte, la CEPAL, en su ‘Estudio Económico de América Latina y el Caribe’ (pag 78), respecto a la composición de la inversión en los países de América Latina, especificó que: “Bolivia (Estado Plurinacional de), el Brasil, Colombia, Costa Rica, México, el Ecuador y Venezuela (República Bolivariana de), (son) países en los que la inversión efectuada por las empresas del sector público representa más del 40% del total.” De acuerdo a este organismo internacional, durante el 2013 Ecuador fue uno de los países con menor participación de inversión privada en la región, en proporción a su formación bruta de capital fijo.

Fuente: CEPAL

El economista Luis Espinosa Goded, docente de la Universidad San Francisco de Quito, añadió que en los países del entorno, como Colombia, registraron un aumento significativo de la inversión privada; mientras en Ecuador, según los datos del Banco Mundial y el BCE, se evidencia una disminución de este índice. “Es evidente que se ha disuadido la inversión, no solo porque los índices muestran que Ecuador es menos atractivo para atraer inversión, si no porque toda la retórica que ha hecho Rafael Correa durante estos últimos diez años hablando en contra de los capitales extranjeros, en contra de los capital extranjeros, en contra de los empresarios extranjeros, en contra de las inversiones, ha disuadido la inversión”, comentó Espinosa.