El pasado 17 de mayo el presidente Rafael Correa recibió su decimoquinto honoris causa en la Universidad de Quilmes en Argentina. Durante su conferencia magistral Correa aseveró que, durante la última década, uno de los principales objetivos de su Gobierno fue reducir la desigualdad. Por ello, según Correa, haber aumentado la participación de la remuneración de los trabajadores en el ingreso nacional es uno de los logros más destacados. “La mayor parte del ingreso nacional ahora la recibe la clase trabajadora”, enfatizó Correa.

La frase de Rafael Correa riñe con las cifras oficiales del Gobierno, y con el criterio de tres economistas consultados por ECUADOR CHEQUEA.

De acuerdo al Banco Central del Ecuador, en su documento sobre PIB por el enfoque del ingreso, entre 2007 y 2015 se puede evidenciar un crecimiento en la participación de las remuneraciones en el PIB. Sin embargo, contrario a lo que afirmó Correa, el excedente bruto de explotación e ingresos mixtos ocupó una mayor participación en el PIB. La categoría de excedente bruto de explotación e ingresos mixtos corresponde a los empresarios y emprendedores; mientras las remuneraciones corresponden a la población trabajadora.

Por otra parte, consultamos a tres economistas sobre el tema. Para estos expertos, a la luz de los datos, la afirmación de Correa resulta falsa. A continuación las precisiones de cada uno: