Carlos de la Torre afirmó que “… la deuda interna pública sería como lo que le debo a mi esposa. Con ella puedo arreglar de cualquier forma”. El Ministro de Finanzas pronunció estas palabras durante un conversatorio en la Pontifica Universidad Católica (PUCE), el pasado 11 de  julio.

Con esta afirmación, el titular de Finanzas intentó justificar la deuda adquirida por el Estado para lograr la inversión en obras públicas que benefician al pueblo ecuatoriano; además de la contratación de servidores públicos en sectores de educación, salud, milicia y policía.

La frase del Ministro es insostenible, respecto a la nueva concepción de pago de la  deuda soberana que tiene el Gobierno ecuatoriano. Dos economistas te explican por qué: