La imagen circula por redes sociales y aplicaciones de mensajería como Whatsapp. Con ella, se pretende ‘informar’ que una “boleta de carcelación” pesa sobre el Vicepresidente del Ecuador. Sin embargo, se trata de un documento evidentemente trucado. No, no es real.

Para iniciar, la ‘boleta de carcelación’ no existe; es decir, cuando hay una orden de arresto contra una persona, el concepto es boleta de captura. Cabe precisar que esa no es la situación actual de Jorge Glas, quien se encuentra en un proceso de indagación previa (investigación) por la Fiscalía General.

Además, la orden de “carcelación” que se difunde a través de redes está plaga de faltas de ortografía (ver imagen). Uno de los errores más graves es la escritura del nombre del Vicepresidente y Fiscal. En el documento falso se coloca: “Jorge Glass Espenil” y “Carlos Vaca”, pero los nombres –si se trata del binomio de Lenin Moreno y de la máxima autoridad de la Fiscalía- son Jorge Glas EspinelCarlos Baca.

Por si lo desconoces, el pasado 3 de agosto  la Fiscalía General abrió una indagación, luego de recibir un informe de la Contraloría General del Estado que contiene indicios de responsabilidad penal dentro del proceso de contratación del Consorcio DGC para la explotación petrolera en el campo Singue (en Sucumbíos) que involucra al Vicepresidente del Ecuador. Tras anunciar la investigación, Baca Mancheno indicó que es el primer informe con indicios de responsabilidad penal que llega a la Fiscalía en contra de Glas.

Según el informe de Contraloría, sobre el proceso precontractual, contractual y de ejecución del contrato habría existido un perjuicio al Estado por $ 5,2 millones, producto de un pago excesivo al Consorcio. Jorge Glas, como ministro de Sectores Estratégicos, formó parte del Comité de Licitación Hidrocarburífera que aprobó el informe de un equipo negociador y recomendó la firma del contrato de servicios petroleros en favor del Consorcio DGC.

Carlos Baca explicó que por el momento no cabe la prohibición de salida del país, como medida cautelar, en contra de las personas investigadas. “Jurídicamente no es posible”, sostuvo.