La asambleísta Viviana Bonilla afirmó, durante una entrevista en ‘Los Desayunos de 24 Horas’, que: “el expresidente Rafael Correa jamás se opuso al manejo compartido (del dinero electrónico) de la banca junto con el Banco Central”. La primera Vicepresidente de la Asamblea puntualizó que el exPrimer Mandatario se opuso al manejo exclusivo del dinero electrónico por parte de la banca privada; por ello, lo diferenció del manejo compartido de este recurso. “Mi lógica dice que si entra la banca privada junto con el Banco Central, no tiene porque perjudicarse el ciudadano”, añadió Bonilla.

La polémica en torno al manejo del dinero electrónico por parte de la banca privada surge a raíz de una reunión, realizada el pasado 29 de Agosto, entre el presidente Lenín Moreno con los representantes de la banca pública y privada, y de la economía popular y solidaria.

De acuerdo a la Presidencia, durante este reunión se acordó que el dinero electrónico y su plataforma ya no serían manejados por el Banco Central del Ecuador (BCE). Sin embargo, para que este acuerdo entre en vigencia es necesario una reforma al Código Orgánico, Monetario y Financiero, el cual le entrega la operación exclusiva del dinero electrónico al BCE. Es decir, la Asamblea Nacional decidirá si estos acuerdos se concretan o no.

Aunque Bonilla afirme que Correa jamás se opuso al manejo compartido del dinero electrónico, el marco legal construido durante su Gobierno le entregó el control exclusivo de la moneda electrónica al BCE.

El Código Orgánico, Monetario y Financiero, aprobado por la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional el pasado 24 de julio de 2014, en su artículo 36, numeral 20, establece que una de las funciones del BCE es: “Proveer de forma exclusiva moneda metálica nacional, así como moneda electrónica, en el marco de la política dictada por la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera”. Además, el Banco Central del Ecuador, en su Codificación de Regulaciones, título décimo quinto, determina que el BCE es el encargado de emitir, administrar y regular la moneda electrónica. Así, el control exclusivo de este recurso recayó por completo sobre la banca pública.

Por otra parte, la afirmación de Bonilla también se contradice con las opiniones expresadas por el propio Rafael Correa. De acuerdo a la Agencia Pública de Noticias del Ecuador y Sudamérica (ANDES), durante una entrevista en Esmeraldas (marzo 2017), el expresidente preciso que: “en 2014, cuando se creó el dinero electrónico, no se entregó el manejo al sector privado para garantizar que no nos creen moneda artificial”.

Así mismo, durante el Enlace Ciudadano N° 517, el exmandatario advirtió que la banca privada quería el negocio del dinero electrónico para sí, por ello emprendieron una campaña en contra del dinero electrónico administrado por el Gobierno. Correa citó el plan de gobierno de CREO en el cual se ofrecía eliminar el “monopolio legal” de la administración pública del dinero electrónico.

“Pero lo están poniendo textualmente: eliminar el monopolio legal, es decir que lo maneje el BCE, en la operación y manejo del dinero electrónico del Ecuador. No ha sido malo (el dinero electrónico), el problema es que lo tenga el BCE, quiere tenerlo la banca privada; y mientras yo sea Presidente no se lo voy a dar a la banca privada, porque no confío en esa banca que ya nos quebró en el 99”, enfatizó el presidente vitalicio de Alianza PAIS.