La Asambleísta Viviana Bonilla, durante una entrevista para El Diario realizada el 17 de septiembre, afirmó que “actualmente el maltrato animal está sancionado con trabajo comunitario de 50 a 100 horas y, en caso de muerte, es de 3 a 7 días de privación de la libertad. Como podemos ver, las penas son ínfimas”. La representante del Legislativo propuso un proyecto de ‘Ley Orgánica Reformatoria al Código Orgánico Integral Penal (COIP) para Sancionar el Maltrato Animal’, el cual contempla penas de hasta tres años de prisión por maltrato animal.

Efectivamente, de acuerdo al COIP, en su Parágrafo único, ‘Contravención de maltrato y muerte de mascotas o animales de compañía’, artículo 249: “La persona que por acción u omisión cause daño, produzca lesiones, deterioro a la integridad física de una mascota o animal de compañía, será sancionada con pena de cincuenta a cien horas de servicio comunitario. Si se causa la muerte del animal será sancionada con pena privativa de libertad de tres a siete días.”

La afirmación de Bonilla puede corroborarse comparando las penas establecidas por maltrato animal en otros países de América Latina.

Por ejemplo, de acuerdo a la Presidencia de Colombia, el pasado 6 de enero de 2016, el Congreso decretó la ley N°1774 en contra el maltrato animal. En este cuerpo legal se endurecen las penas existentes, y se establece que:

“El que, por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal doméstico, amansado, silvestre vertebrado o exótico vertebrado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud o integridad física, incurrirá en pena de prisión de doce (12) a treinta y seis (36) meses, e inhabilidad especial de uno (1) a tres (3) años para el ejercicio de profesión, oficio, comercio o tenencia que tenga relación con los animales y multa de cinco (5) a sesenta (60) salarios mínimos mensuales legales vigentes.”

Además, en Peru, desde el pasado 8 de enero de 2016, el Congreso promulgó la ‘Ley de Protección Animal’ N° 30407. En las disposiciones complementarias modificatorias de esta ley se establece que:

“El que comete actos de crueldad contra un animal doméstico o un animal silvestre, o los abandona, es reprimido con pena privativa de libertad no mayor de tres años, con cien a ciento ochenta días-multa y con inhabilitación de conformidad con el numeral 13 del artículo 36.
Si como consecuencia de estos actos de crueldad o del abandono el animal doméstico o silvestre muere, la pena es privativa de libertad no menor de tres ni mayor de cinco años, con ciento cincuenta a trescientos sesenta días-multa y con inhabilitación de conformidad con el numeral 13 del artículo 36”.

En Argentina las leyes contra el maltrato animal vigentes datan de los cincuenta. La ley nacional 14.346 de protección animal fue sancionada en el congreso nacional el 27 de noviembre de 1954 e incluida en el Código Penal. Esta ley, en su artículo primero, establece que: “Será reprimido con prisión de quince días a un año, él que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales.”