El pasado domingo 24 de septiembre Angela Merkel fue electa, nuevamente, para dirigir la mayor economía de Europa durante cuatro años más. La líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) lleva 12 años al frente del Gobierno  de Alemania. Tras su más reciente victoria, la política, de 63 años, asume su cuarto mandato consecutivo.

En ese contexto, representantes de la política nacional compararon el sistema alemán con el ecuatoriano, a propósito de la polémica que generó en diversos sectores de la sociedad la inclusión de la reelección indefinida en la Constitución, en 2015. Por ejemplo, la asambleísta Gabriela Rivadeneira tuiteó este 25 de septiembre “Angela Merkel gobernará por cuarta ocasión consecutiva Alemania. Para muchos es ejemplo de democracia, salvo cuando no ganan ellos”. Un día antes, la parlamentaria andina Pamela Aguirre escribió en Twitter “Cuarto periodo de Ángel Merkel en Alemania ¿Dictadura? ¿Autoritarismo? ¿Fin de la democracia? (SIC)”.

 

Sin embargo, ambas afirmaciones resultan descontextualizadas, ya que no es posible comparar los dos procesos electorales. Para empezar, el país europeo es una república federal, democrática, representativa y parlamentaria (revisar imagen). La República Federal alemana se divide en tres poderes:

Sistema Ejecutivo: Está a cargo del Presidente, quien es elegido por la Convención Federal para 5 años; y del canciller, elegido por la Asamblea Federal.

Sistema Legislativo: Está formado por la Asamblea Federal o ‘Bundestag’, con 672 diputados; y el Consejo Federal o ‘Bundesrat’, con 68 representantes de los estados.

Sistema Judicial: Compuesto por la Corte Federal Constitucional y Cortes Superiores Federales.

Según se explica en el portal de la Embajada de Alemania, el gobierno actual es una coalición integrada por la CDU/CSU (de centro-derecha) y el SPD (de centro-izquierda). Por tratarse de los dos partidos mayores, esta alianza se denomina la ‘Gran Coalición’. Angela Merkel, canciller federal, es la jefa de Gobierno.

La Canciller Federal (‘Bundeskanzler) ejerce el Poder Ejecutivo, similar al papel de un Primer Ministro en otras democracias parlamentarias.

En Ecuador, el escenario es absolutamente diferente. En el próximo proceso electoral, previsto para 2021, miles de autoridades, incluido el Presidente de la República, podrán aspirar al mismo cargo, sin importar cuántos periodos lo hayan ejercido. En 2015, la Asamblea Nacional modificó una serie de artículos de la Constitución, entre ellos el 114 y 144, referentes a derechos de participación política.

La enmienda a esos artículos suprimió la frase “por una sola vez”, que regulaba las veces que un dignatario podía optar por el mismo puesto. Pero, al final del trámite en el Legislativo, el entonces presidente Rafael Correa solicitó que el cambio se aplique a los comicios de 2021.

Sistema Parlamentario en Alemania
Sistema Presidencial en Ecuador