Es cierto que el Vicepresidente de la República se entregó la noche de este 3 de octubre a las autoridades para cumplir con la prisión preventiva dispuesta por el juez Miguel Jurado. También es verdad que la mañana de ayer el fiscal general Carlos Baca Mancheno solicitó un cambio de medidas cautelares para evitar, según explicó, que Jorge Glas fugue por las investigaciones que se realizan en torno al caso Odebrecht y que lo asocian.

Hasta este lunes, como parte del proceso indagatorio, el Segundo Mandatario únicamente tenía prohibido salir de Ecuador. La medida cautelar se impuso el pasado 29 de agosto, cuando el Vicepresidente fue vinculado al caso, por el presunto delito de asociación ilícita. En ese contexto, las redes sociales se convirtieron –otra vez- en uno de los canales principales de información y desinformación. Ejemplo: una reserva de viaje a nombre de Jorge Glas Espinel.

En la imagen que circula se observa la emisión de un boleto aéreo a nombre del Vicepresidente sin funciones. De acuerdo a la foto, Glas habría adquirido un pasaje con destino final a Miami (EE.UU.), operado por Avianca. Sin embargo, el momento de ingresar los datos de reserva al portal de la aerolínea colombiana, dicha compra no existe: es falsa.

Sí es verdad que cerca de las 22:00 el exbinomio de Rafael Correa abordó un avión, pero con destino a Quito. La aeronave despegó de la base aérea de Guayaquil y, 35 minutos después, aterrizó en la pista del aeropuerto Mariscal Sucre. A eso de las 22:30, el Segundo Mandatario llegó a la Cárcel 4, con un abrigo negro y una bufanda. De nuevo, una foto del supuesto arresto empezó a circular en Facebook, Twitter y Whatsapp. Pero también está trucada.

La imagen original corresponde a la detención de Vinicio Luna. Data de mayo de 2016 y fue publicada originalmente en Diario El Comercio, como parte de la noticia sobre su condena a 12 meses de cárcel por lavado de activos.

Otro dato verídico a tomar en cuenta es que Glas solicitó vacancia. La mañana de este 3 de octubre, la Vicepresidencia comunicó a través de Twitter que “el Vicepresidente de la República decidió hacer uso de sus vacaciones mientras dura la prisión preventiva dispuesta ayer”. Eduardo Franco, abogado del Mandatario, añadió que se trata de un lapso de dos meses.