¿Sí o No a la pregunta 1?


La primera interrogante de la consulta popular corresponde a sancionar a toda persona relacionada a “actos de corrupción con su inhabilitación para participar en la vida política del país y con la pérdida de sus bienes”.
Stalin Raza, abogado constitucionalista, considera que se debe votar a favor de la consulta, más allá de los tecnicismos de los anexos de cada pregunta, porque lo que está en juego políticamente es desmontar un modelo autoritario, concentrador de poderes, que ha irrespetado la división de funciones del Estado.
Gabriela Calderón de Burgos, editora de ElCato.org, investigadora y columnista de diario El Universo, expresó que tras la aprobación de la primera pregunta, existe la posibilidad de concentrar el poder judicial, lo que dejaría la puerta abierta para cometer nuevos abusos. “No es un país  donde haya seguridad política, independencia del poder judicial sino todo lo contrario. La consulta popular de 2011 habilitó que se realicen intervenciones de parte del Gobierno anterior en la justicia”, señaló.
Refiriéndose al mismo cuestionamiento, Desirée Yépez, editora de Ecuador Chequea, indicó que su portal está incidiendo en el debate hacia un voto informado, más allá de apostar por el Sí o el No en el proceso electoral. La periodista aclaró que la aprobación de la primera interrogante da paso a la prohibición de participar en la vida política, es decir, que la persona procesada por corrupción no podrá firmar contratos con el Estado, ejercer su derecho al voto, postularse a una candidatura, ser parte de un partido político y se agravan las penas que podrían extenderse de entre 10 y 25 años.
Calderón sostuvo que inicialmente propuso que la consulta se reduzca de siete a dos preguntas, considerando para ello la segunda (reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social) y la tercera (eliminación de la reelección indefinida), ya que constituyen las únicas reformas estructurales al sistema político que se heredó de la administración anterior y ayudan a desconcentrar el poder hiperpresidencialista que dejó Rafael Correa. “El resto creo que están metidas de relleno como para jalar las voluntades hacia el Sí”, finalizó.
Escucha el panel completo:

Implicaciones de la primera pregunta de la Consulta Popular