Patiño: "A los asambleístas nos tenían prohibido fiscalizar"

El Telégrafo

 
Durante la conformación del Frente Ciudadano Por el Sí, el pasado 11 de enero, en Cañar, el exparlamentario Raúl Patiño señaló que en la gestión del expresidente Rafael Correa «a los asambleístas nos  tenían prohibido fiscalizar». El militante de Alianza PAIS se excusó con la siguiente reflexión: “Cuántas veces nos reunimos para decir cómo hacemos y enjuiciar a esos que estaban robando en Petroecuador y a esos ministros que todos sabíamos que hacían las obras con sobreprecios”.
El exasambleísta no hizo referencia a que su acción va en contra de las funciones de un parlamentario ecuatoriano estipuladas en el artículo 120 ordinal 9 de la Constitución Nacional del Ecuador la cual reza:
Art. 120.- La Asamblea Nacional tendrá las siguientes atribuciones y deberes, además de las que determine la ley:
Ordinal 9. Fiscalizar los actos de las funciones Ejecutiva, Electoral y de Transparencia y Control Social, y los otros órganos del poder público, y requerir a las servidoras y servidores públicos las informaciones que considere necesarias.
Patiño también incumplió el artículo 277 del Código Orgánico Interno Penal (COIP) que castiga la omisión a la denuncia siendo servidor público con privativa de libertad.
Art. 277.- «La persona que en calidad de servidora o servidor público y en función de su cargo conozca de algún hecho que pueda configurar una infracción y no lo ponga inmediatamente en conocimiento de la autoridad, será sancionada con pena privativa de libertad de quince a treinta días».

Observatorio Legislativo: «Si Patiño no denunció,

fue para proteger sus intereses políticos»

El director de Proyectos de la Fundación Ciudadana y Desarrollo y Coordinación del Observatorio Legislativo, Marcelo Espinel, opinó que «más que un incumplimiento de sus funciones como legislador al no fiscalizar, (Ricardo Patiño) no cumplió con su deber de denunciar e informar en su debido momento que tenía impedimentos para fiscalizar y por ello estamos claros que no denunció para proteger sus intereses políticos».

A criterio de Espinel, el exasambleísta «no debió esperar años, después que el escenario político cambiara, para dar estas declaraciones y tratar de exculparse». El Coordinador del Observatorio Legislativo dejó claro que las declaraciones de Patiño reflejan las dificultades que tanto asambleístas de la oposición como del oficialismo tenían para fiscalizar y solicitar información a entes gubernamentales en el período 2013-2017.

El abogado recordó, en 2012, el exJefe de Estado hizo una interpretación de las funciones legislativas y allí «mal interpretó que la fiscalización no le corresponde de manera individual a los asambleístas, sino a su representante legal, que es el Presidente de la Asamblea Nacional; y esto llegó a tanto que el expresidente Correa emitió un memorándum indicando que los ministros tenían prohibido responder a solicitudes de información directa lo que evidentemente dificultaba su labor».
Raúl Patiño Aroca es el hermano mayor del excanciller de la República, Ricardo Patiño. En 1990, fue elegido diputado por el Partido Socialista para el periodo 1990-1992. El 31 de agosto de 1990 protagonizó un pleito en el Congreso entre diputados socialistas y socialcristianos que pasó a la posteridad. Durante el mismo, Patiño se insultó con el entonces diputado Jaime Nebot e intentaron golpearse, fueron detenidos por otros diputados y la escolta legislativa.
En 1992 se postuló por el Partido Socialista como candidato a la Alcaldía de Guayaquil, pero fue vencido por León Febres-Cordero.​ En 2006 se unió al partido de izquierda Red Ética y Democracia, para impulsar la candidatura a la presidencia de León Roldós. Luego se integró al movimiento Alianza PAIS y apoyó la candidatura presidencial de Rafael Correa.
En 2009 fue elegido suplente de la parlamentaria andina María Isabel Salvador y asumió la titularidad cuando ella fue nombrada embajadora de Ecuador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en julio de 2010.
En noviembre de 2011 dejó momentáneamente su cargo tras ser nombrado Jefe de la Secretaría de Inteligencia, retornando al Parlamento Andino, en agosto de 2012, para completar el resto de su periodo.
En 2013 fue electo Asambleísta por Guayas, en las filas de Alianza PAIS. Renunció al cargo el 9 de septiembre de 2015 tras anunciar que el presidente Correa le encomendó participar como intermediario en diálogos con organizaciones sociales.