verificación

Vallejo: "En sector salud horarios extensivos han provocado el síndrome del quemado"


En la sesión especial llevada a cabo en la Asamblea Nacional el pasado 16 de enero, la legisladora Norma Vallejo habló de la necesidad del cumplimiento de horarios de jornadas especiales para el personal de salud, debido a los problemas generados en los profesionales del área por las horas extensivas de trabajo.

Estudio realizado por UCE no determina que largas horas laborales sin descanso debido causen patologías como el cáncer de pulmón

La exMinistra de Salud arrojó datos sobre las consecuencias de la exposición a muchas horas seguidas de trabajo de los doctores (as) y personal médico-asistencial que labora en centros asistenciales en Ecuador y afirmó: “Los horarios extensivos han generado el síndrome del quemado. Escuchemos algunas estadísticas: 37% de dorsalgia, el 16% de pérdida auditiva, el 13% de patologías pulmonares, el 11% de asma, el 9% de cáncer de pulmón, el 8% de depresión, el 2% de leucemia pueden ser provocados por el desempeño laboral poco saludable y allí hay incidencia de los horarios extensivos”.
Las jornadas extensivas de trabajo solo generan patologias emocionales como el stress o la despersonalización

En una consulta realizada por www.ecuadorchequea.com se corrobaron cifras de varios estudios realizados en el país sobre las consecuencias de las largas jornadas de trabajo y la exposición extensiva a horarios laborales, sin embargo, los análisis de instituciones privadas y de la Universidad del Ecuador demuestran que sí hay patologías generadas por largas horas de trabajo sin descanso debido, pero señalan que todas estas afecciones son de índole emocional y referidas al estrés generado; no a enfermedades como el cáncer pulmonar, el asma o la pérdida auditiva.
Los profesionales de la salud más afectados son los varones por encima de las mujeres

Especialistas en medicina ocupacional

Los especialistas en salud ocupacional fueron enfáticos en confirmar que las afecciones generadas por los extensivos horarios laborales son “estrictamente emocionales y de estrés”. Los médicos dejan de lado las patologías que nombró la legisladora Vallejo.
El doctor Carlos Espinoza, especialista en plan de vigilancia de salud, factores de riesgos laborales y en estadísticas médicas ocupacionales, dijo que “el excesivo horario de trabajo no es causa para que a un profesional de la salud se le diagnostique cáncer pulmonar o asma. Lo que genera jornadas extensivas de trabajo sin descanso adecuado son cansancio, estrés laboral y agotamiento mental que es lo que más produce esos turnos de 24 horas”.
Espinoza explicó que, a su criterio, “las largas jornadas laborales no tienen nada que ver con las patologías mencionadas por la asambleísta. Por lo menos en el caso de las patologías auditivas, es posible que un traumatólogo que trabaje todo el día rompiendo yesos pueda tener afecciones en el oído; y, en el caso del cáncer pulmonar, tendría que el personal profesional estar expuesto a algún químico perjudicial. En ambos casos sería a largo plazo, ya que las largas jornadas laborales solo afectan en lo emocional. Tal vez en el área de radiología podrían estar en riesgo, pero eso sería por la exposición a los rayos X, pero no por muchas horas de trabajo y no de manera inmediata”.
Asimismo, el experto informó que entre las patologías habituales generadas por muchas horas de trabajo podría estar la “despersonalización, lo cual significa que no se tiene un identidad propia. Hay momentos que no se tiene un criterio correcto por tener una carga laboral muy alta, y entonces en algún momento este alto nivel de tensión podría generar un bloqueo a la hora de tomar una decisión correcta”.
El médico Marcos Gallardo, cirujano endoscopista, dijo que el empeño de los profesionales de la salud por acatar un horario o cumplir algunas metas fijadas “son causantes de estrés, no causan pérdidas auditivas o cáncer, solo causan agotamiento mental. Por ejemplo, los médicos cirujanos utilizamos el electrobisturí que desprende células del cuerpo humano, sí estamos operando un cáncer, esas células podrían por vía aérea alojarse en alguna parte del cuerpo, pero son riesgos que no están comprobados”.
Gallardo añade que, en efecto, un hospital es un medio contaminado y se respira todos los días esos contaminantes podría haber una afección «pero no son una condición sine qua non». Y reitera que las patologías por largas horas de trabajo van dirigidas al ámbito emocional y del desempeño laboral por el cansancio.