La Consultora: La recta final

«La campaña más desigual de la historia contemporánea». Así se expresaba ayer (3 de febrero) en un tuit Rafael Correa y se declaraba vencedor, sin importar los resultados. Esta paradoja del absurdo no es material de análisis, claro está, pero sí que lo es la primera frase, salvo la obvia exageración. En el estricto sentido, sí, fue una campaña desigual, aunque cabe preguntarse a dónde fue a parar el dinero que obtuvieron las organizaciones que se registraron por el No, pues siendo que se inscribieron únicamente cuatro colectivos, todo apuntaba a que presentarían productos propagandísticos competitivos abundantes y de buena factura. Pero no fue así. Al menos en los spots, el Sí estuvo mucho más presente y arrasó en calidad y cantidad.


Desde luego, a ello no es a lo que se refiere Correa cuando habla de la campaña desigual, pues claramente se sobreentiende que hace referencia a todo el aparataje mediático que apoyó el Sí, incluyendo a gran parte de la clase política, otrora sus opositores. Sin embargo, para hacer un análisis global sí que se debe incluir ambas cuestiones. Y la conclusión es obvia: el Sí se superpuso al No durante la campaña.
Las cifras del ultimo monitoreo del Observatorio de Medios del Ecuador lo confirman. Los espacios de opinión dedicados al Sí aumentaron durante la última semana de campaña en un 8%, mientras que aquellos con tendencia al No, disminuyeron en un 2%, respecto al monitoreo anterior.
Aunque los datos se analizaron únicamente en los espacios de opinión de diez medios de comunicación (Ecuavisa, Teleamazonas Gamavisión-EcuadorTV, El Universo, El Comercio, El Telégrafo, El Tiempo, radio Quito, radio Democracia y radio Visión) la muestra es representativa y se podría extrapolar a todo el universo mediático.
Lo cierto es que en la última semana de campaña, los medios dieron mucho más espacio al tema. Es así que las segmentos o secciones de opinión alcanzaron los 87, a comparación de los 66 que se encontraron en la semana del 20 al 25 de enero. Es decir, hubo un incremento del 32%. Esto es bastante compresible, dada la proximidad del día de votación, aunque, correlacionando los datos anteriores, es evidente que se quería reforzar la postura del Sí.
Ahora, un dato interesante es el empate entre Lenín Moreno y Rafael Correa como actores protagonistas, durante la tercera semana de campaña. Ambos obtuvieron el 26% de esos espacios, lo cual se explica por la ola creciente de escándalos durante la campaña del No liderada por el ex presidente. Esta tendencia, no obstante, no se mantuvo durante la última semana, pues Moreno trepó al 34%, mientras que Correa bajó al 21%, cosa que podría interpretarse como el impulso al Sí que los medios quisieron dar al final de la campaña, sumada a la idea de restarle protagonismo al ex mandatario.
A pocas horas de conocer los resultados de la Consulta, sólo queda por ver si tales estrategias cumplieron su cometido, lo cual es lo más probable, incluso a ojos de Correa, quien se declara vencido y vencedor la vez, algo así como «ganar perdiendo». Curiosa paradoja que recuerda al principio de la física cuántica…