Melo: "Se debe suspender cualquier aplicación de la consulta y el Estado ecuatoriano debe acoger el mandato de la CIDH"


Tras la consulta realizada este domingo 4 de febrero, donde los ecuatorianos se pronunciaron a favor del Sí, la «Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) remitió el 6 de febrero de 2018 a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) una solicitud de medidas provisionales a favor de Edwin Leonardo Jarrín Jarrín, Tania Elizabeth Pauker Cueva y Sonia Gabriela Vera García, con la finalidad de que ordene al Estado que se abstenga de destituir a los actuales miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social de Ecuador (CPCCS) y de crear un Consejo Transitorio”.

La Corte aún no ha determinado suspender ninguna aplicación del referéndum

Ante el pronunciamiento de la CIDH, el asambleísta Esteban Melo declaró la mañana de este 7 de febrero ante medios de comunicación que “… en este momento se debe suspender cualquier aplicación de la consulta y el Estado ecuatoriano debe acoger el mandato de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos”. A criterio de juristas esto resulta improcedente, ya que la Comisión solicitó el pronunciamiento de la Corte sobre la pregunta tres, referente a la conformación de un nuevo Consejo de Participación Ciudadana, a partir de la destitución de los consejeros actuales.
Mauricio Alarcón, abogado experto en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, rebatió las declaraciones del Asambleísta reelecto de Alianza PAIS y argumentó que “el documento de la Comisión Interamericana no ordena la suspensión de nada, se ha corrido traslado de un pedido de medidas provisionales a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Será la Corte quien resolverá este pedido, favorable o desfavorable. En función de ello podría suspenderse lo referente a la pregunta tres, realizada en el referéndum. Hasta el momento no hay suspensión alguna, todo sigue en pie”.


Según el Director de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo (FCD), las interpretaciones de Melo buscan “confundir a la sociedad ecuatoriana alertando de efectos que son inexistentes. En este momento hay un proceso en marcha, no hay orden alguna contra el Estado ecuatoriano, respecto al proceso de referéndum y de consulta”.
La abogada Daniela Salazar calificó la decisión de la CIDH de “escandalosa, preocupante e incoherente». Y añadió que «preocupa a los defensores de Derechos Humanos que en los últimos años hemos acudido a la Comisión para solicitar medidas urgentes para prevenir daños a la vida y no tuvimos esa acogida. De repente, en un tema político como este, la Comisión sea tan expedita y, además, decida elevar el caso ante la Corte. Desde la perspectiva del derecho internacional de los DDHH, no encuentro un justificativo para esta decisión, se basa en una decisión política y de un desconocimiento de los procesos internos del Ecuador”.
Sin embargo, por disposición de José Serrano, presidente de la Asamblea Nacional, este miércoles se suspendió la Sesión 498 del Pleno, convocada para mañana 8 de febrero. En el orden del día estaba prevista la aprobación e integración de la Comisión Especializada Ocasional para tramitar las leyes de aplicación de las peguntas 3 y 6 de la consulta popular.