Nebot: "En el gobierno anterior, su presidente y una ministra de Obras Públicas prometieron 2 puentes, estudiaron 1 y no hicieron ninguno

Jaime Nebot inauguró el puente GuayaquilSamborodón el pasado 3 de mayo. Durante la presentación de la estructura de 780 metros declaró que «en el Gobierno anterior, su Presidente y una Ministra de Obras Públicas prometieron 2 puentes, estudiaron 1 y no hicieron ninguno», lo cual es cierto.


En 2013, el movimiento oficialista Alianza PAIS (AP) realizó su convención provincial en Guayaquil. En esa ocasión se presentaron las listas de los candidatos que participarían en las elecciones seccionales de febrero de 2014 y se prometió la construcción de los puentes para enlazar la capital de Guayas con los cantones de Daule y Samborondón. El ofrecimiento no se cumplió.

Cuando Viviana Bonilla, candidata de AP a la Alcaldía de Guayaquil, perdió contra Nebot, el entonces presidente Rafael Correa informó que su gobierno declinó de construir las obras y alegó que “en democracia se aplican los planes de campaña que ganaron no que perdieron”.

Rafael Correa declinó la construcción de puentes y alegó que fue una «promesa de campaña»

El gobierno del antecesor de Lenín Moreno se opuso a que los municipios implicados hicieran la construcción de los puentes. A través de María de los Ángeles Duarte, ministra de Obras Públicas, se comunicó que la edificación de dichas obras no «era competencia de los gobiernos municipales».
Ministra de Obras Públicas dijo que levantar puentes no es competencia de gobiernos municipales

En octubre de 2014, el alcalde Nebot anunció que «está listo el análisis definitivo de factibilidad, evaluación y mitigación de impactos ambientales para la construcción de dos puentes que unirán la urbe porteña con Samborondón y Daule«.
Lenín Moreno también prometió terminar la obra pero no cumplió

El pasado 17 de abril, el alcalde de Samborondón, José Núñez, participó de una inspección a las obras. Finalmente, el 3 de mayo se inauguró el puente, cuyo monto de inversión fue de $71 millones, de los cuales las dos terceras partes fueron costeadas por el cabildo samborondeño y el resto por el guayaquileño.