En 2013 se iniciaron las obras para la construcción del tranvía en Cuenca, cuya inauguración estaba prevista para diciembre del 2015. El incumplimiento en los plazos ha ocasionado conflictos. Por esa razón el pasado 16 de febrero de 2017 el contrato entre el Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca y el Municipio de Cuenca se canceló de forma unilateral.

El Consorcio que estaba a cargo de la plataforma del tranvía no cumplió con las fechas acordadas, por lo que fue demandado por daños y perjuicios. De acuerdo a lo señalado por el Municipio, en un comunicado  emitido el 16 de febrero de 2017, se indica que se “demandará al contratista por daños y perjuicios y ejecutará las garantías”. Además, se menciona que, una vez declarada la terminación del acuerdo, la Municipalidad podrá volver a contratar inmediatamente las obras de manera directa.

El pasado 27 de junio de 2017, el presidente Lenín Moreno se reunió con Marcelo Cabrera, alcalde de Cuenca, y prometió “la culminación del tranvía y la necesaria provisión de recursos para ese proyecto”, en el cual se han invertido USD 198 millones hasta 2017. En octubre se anunció que se firmaría el nuevo contrato para concluir la obra en 10 meses.

Tras lo acordado por el Primer Mandatario y el Alcalde, el 11 de octubre del 2017 la terminación de las obras se adjudicó al consorcio francés ACTN. Además, Cabrera señaló que cuenta con el apoyo económico del Gobierno para hacer funcionar el tranvía. “El miércoles (20 de septiembre) tuvimos la primera reunión con el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, y están por definirse los cronogramas de pago de los recursos económicos ofrecidos”, señaló.

El Municipio de Cuenca llevó a cabo el contrato a través del consorcio francés ACTN por USD 48,1 millones. Las obras detenidas a inicios de 2017 se reanudaron 11 meses después, el 18 de diciembre. Las obras que se llevan a cabo son:

  1. Reforzamiento de los puentes sobre los ríos Yanuncay y Tomebamba.
  2. Construcción del muro, puente y plataforma en Milchichig, al sur de Cuenca.

Además, se incluye la implementación de paradas, semaforización a lo largo de los 21 kilómetros de la ruta entre ida y retorno… La culminación de la obra está prevista para septiembre de 2018.

*Verificación realizada en colaboración con Joselyn Meneses, estudiante de la UDLA.