pobreza

El 22 de septiembre del 2017 el presidente Lenín Moreno acudió a la sede de la ONU y afirmó que los “países en vías en desarrollo enfrentan fuertes desafíos económicos y políticos en su camino para erradicar la pobreza y la exclusión y avanzar, en paralelo, en el cumplimiento de los compromisos vinculados con la aplicación del Acuerdo de París contra el Cambio Climático y la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030”.

El Presidente se refirió a los retos que repercute la lucha contra la pobreza extrema, algo que en Ecuador todavía no se alcanza.

Números que no presentan variación y el problema continua

El Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) mide la pobreza por necesidades básicas insatisfechas, por ingresos, o estimando el índice de pobreza multidimensional.

Pobreza por ingresos

El INEC, en la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) de diciembre de 2017, indica que la tasa de pobreza por ingresos a escala nacional, a fines del año pasado, llegó al 21,5%, valor que no tiene diferencia estadísticamente significativa, respecto al 22,9% de diciembre de 2016. En el área rural, la tasa subió de 38,2% en 2016 a 39,3% en 2017. Mientras en el área urbana, se redujo de 15,7% a 13,2%.

Pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas

La pobreza por NBI a escala nacional en diciembre de 2017 llegó a 31,8%, valor que no tiene diferencia estadísticamente significativa con respecto al 32,0% de diciembre de 2016.

Pobreza Multidimensional

A escala nacional, la tasa de pobreza multidimensional a diciembre del 2017 se ubicó en 34,6%, cifra que es estadísticamente igual al 35,1% reportado en diciembre del 2016. La tasa de pobreza extrema multidimensional a diciembre del 2017 se ubicó en 14,2%, cifra que es estadísticamente igual al 13,9% reportado en diciembre del 2016.

Pobreza extrema

La pobreza extrema tampoco presenta variaciones estadísticamente significativas. En diciembre 2017, a escala nacional, la tasa fue de 7,9% y en diciembre de 2016 fue de 8,7%. Para el área urbana la cifra varía de 4,5% en 2016 a 3,3% en 2017, mientras que para el área rural de 17,6% en 2016 a 17,9% en 2017.

Por su parte, Fidel Márquez, rector de la universidad ECOTEC y docente de la Universidad Espíritu Santo (UEES), opinó que pese a que existe una disminución del 1,4% en nivel de pobreza a escala nacional en relación al 2016, en el sector rural este índice creció en 1,1%.

Para el economista, este fenómeno se debe a que no existe reactivación económica en el agro ecuatoriano. Debido a la falta de puestos de trabajo, el campesino se traslada a las ciudades sobreviviendo en condiciones precarias. “Ecuador, desde la época petrolera, no ha tenido impulsado políticas que favorezcan al área agropecuaria”, puntualizó.

A criterio de Márquez, “si se analizan esos dos puntos porcentuales que decreció la pobreza, en realidad no representa ningún avance. Disminuyó un poco en el área urbana durante estos últimos 11 años simplemente por la contratación de personal en el sector público, no por inversión en el sector productivo”.