Durante la campaña electoral para las elecciones presidenciales de 2017, que inició en enero del mismo año, el ahora presidente de la República, Lenín Moreno, prometió aumentar la pensión jubilar de los beneficiarios del Seguro Social Campesino de USD 63,28 a USD 100. A un año de su mandato, la promesa se ha cumplido.

El 10 de mayo de 2018, con 118 votos a favor, la Asamblea aprobó el proyecto de reformas a la Ley de Seguridad Social, donde se contempla el aumento de la pensión jubilar.

Moreno entregó el proyecto al expresidente del Legislativo, José Serrano, el 27 de octubre de 2017. El Asambleísta se comprometió a que el documento legal sea aprobado antes de finalizar ese año. Sin embargo, tomó más tiempo de lo anunciado. Según Liliana Durán, presidenta de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, porque “se dio un retraso en la entrega del estudio actuarial por parte del IESS”. Este análisis era necesario para determinar la sostenibilidad del proyecto.

El 15 de febrero de 2018, la propuesta entró a un primer debate y se analizó en el Pleno. Finalmente durante el segundo debate, se aprobó por unanimidad el aumento que será retroactivo desde enero de 2018.

“Con esta reforma, quienes conformamos la Comisión especializada por los Derechos de Trabajadores y la Seguridad Social de la Asamblea Nacional ratificamos el compromiso de fortalecer la seguridad social en todos sus ámbitos y la voluntad política de esta presidencia a ahuyentar esos fantasmas del pasado que pretenden la privatización del seguro social”, manifestó Durán durante la sesión del pleno.

*Verificación realizada en colaboración con Katicnina Tituaña, estudiante de periodismo de la USFQ.