En abril de 2016 el presidente Juan Manuel Santos anunció que Ecuador sería una de las sedes de los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). El Mandatario agradeció al expresidente Rafael Correa por su apoyo durante ese proceso.

El 24 de noviembre de 2016, Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, último comandante en jefe de las FARC EP, firmaron un acuerdo definitivo de paz entre el gobierno colombiano y el ELN.

Este hecho marcó un hito positivo en la relación entre Ecuador y Colombia, la cual se vio fragmentada durante el gobierno de Álvaro Uribe, tras el bombardeo de Angostura, ocurrido el 1 de marzo de 2008. El incidente produjo una crisis diplomática regional por la violación colombiana a la soberanía territorial ecuatoriana. En junio de 2009, el Gobierno ecuatoriano demandó al colombiano ante la Organización de los Estados Americanos (OEA). Esa fue la la primera vez que una demanda de ‘Estado contra Estado’ fue aceptada.

En este contexto, el presidente Lenín Moreno prometió fortalecer el compromiso binacional con el gobierno de Colombia durante su campaña tras la presidencia.

Pese a los avances en el proceso de paz, grupos disidentes de las FARC, de acuerdo a los informes de Inteligencia de Ecuador, se “encargaban del tráfico de drogas, de combustibles y de otros delitos en Colombia y en las provincias del norte de Ecuador”. Esta situación se agravó tras la explosión de un coche bomba frente al edificio policial de San Lorenzo, norte de Esmeraldas, ocurrida el 27 de enero de 2018. El estallido causó daños en la mayor parte de la estructura y dejó un saldo de 23 heridos. Las autoridades determinaron que el Frente Oliver Sinisterra, dirigida por el exguerrillero Walter Patricio Arizala o ‘Guacho’, era el principal sospechoso de estas acciones.

Sin embargo, en cumplimiento de su promesa, el Mandatario ecuatoriano firmó 80 acuerdos con su par colombiano, Juan Manuel Santos, durante el VI Gabinete Binacional Colombia – Ecuador realizado entre el 14 y 15 de febrero de 2018, en Pereira. Estos compromisos están dentro del marco de la Declaración de Pereira, suscrita por ambos.

La declaración destaca el “excelente nivel de la relación bilateral (entre Ecuador y Colombia) ”. En los principales acuerdos suscritos se encuentran:

  • Compromiso de acción conjunta de militares ecuatorianos y colombianos para salvaguardar y reforzar la seguridad de 600 km de frontera común.
  • Moreno ratificó su total compromiso con el proceso de paz y reconciliación en Colombia.
  • El cumplimiento en un 90% en la ejecución del Plan Operativo Anual Binacional 2017.
  • La contribución de las Fuerzas Armadas, Policías e instituciones nacionales de nuestros países al desarrollo y bienestar de las poblaciones fronterizas, mediante la realización de tres Acciones Cívicas Binacionales durante 2017 que beneficiaron a más de diez mil personas en la frontera común.
  • La finalización de la construcción del Puente Internacional sobre el Río Mataje, incluyendo la vía de acceso al puente del lado del Ecuador, que permitirá otro paso binacional una vez concluyan las obras viales del lado colombiano en 2018.
  • Los logros alcanzados por el mecanismo binacional de seguimiento en la lucha contra la trata de personas, la realización de la II Feria Binacional de Sensibilización en materia de Trata de Personas, en Rumichaca, el 29 de septiembre de 2017; las jornadas de socialización de la ley de víctimas en el Ecuador efectuadas en 2017; el IV Encuentro Binacional: Fortalezas y Desafíos en la lucha contra la trata de personas; así como las dos jornadas de identificación realizadas por la Registraduría del Estado Civil de Colombia y el Registro Civil del Ecuador.
  • La atención integral de salud por parte del Ecuador a ciudadanos colombianos en todo el territorio nacional, en igualdad de condiciones que a sus connacionales, y que Colombia ampliará durante 2018 a todo el territorio nacional para los ciudadanos ecuatorianos la atención de urgencias y emergencias, independiente de su estatus migratorio, en instituciones públicas prestadoras de servicios de salud, y ampliará gradualmente la cobertura de servicios con una perspectiva de atención integral de salud.
  • La obtención de la admisibilidad para productos agrícolas y pecuarios priorizados por el Ecuador (pitahaya, tomate de árbol, flor cortada de brodea, semillas de maíz, sacha inchi, flor cortada de lirio y bovinos para reproducción y lidia); y por Colombia (follajes de cocculos, liriope y flor cortada de hortensia), los cuales se benefician del acceso preferencial previsto a nivel de la Comunidad Andina.

Pese a los acuerdos suscritos, tras el secuestro y asesinato del equipo periodístico de Diario El Comercio a manos del Frente Olivier Sinisterra -hechos ocurridos entre el 26 de marzo y el 13 de abril- el Gobierno ecuatoriano solicitó a su Canciller “frenar las conversaciones” entre el gobierno colombiano y el ELN. Lenín Moreno declinó la posición de Ecuador como garante del proceso de paz del país vecino. “Mientras el ELN siga con actos violentos no participaremos”, explicó.

La Asamblea Nacional ratificó, el jueves 10 de mayo -con 114 votos a favor y 1 abstención- el proyecto de Ley de Desarrollo Fronterizo. Esta fue validada por el Legislativo en enero de 2012; sin embargo, fue vetada ese mismo año por el expresidente Rafael Correa.

https://youtu.be/eIBds-q8LhE

El asambleísta Montgomery Sánchez, de Alianza PAIS, detalló durante su intervención en el pleno de la Asamblea algunos de los aspectos que contempla esta ley:

  • Viabiliza la exoneración total o parcial de tributos y aranceles en la importación de equipos y maquinaria para nuevas inversiones productivas asentadas en municipios fronterizos.
  • Busca abrir canales para acceso a líneas de crédito preferenciales en las instituciones financieras públicas para capital de trabajo y nuevas inversiones.
  • Protección especial para la producción agropecuaria y pesquera: se posibilitará las salvaguardias, vedas y otras medidas que impidan la competencia desleal, el contrabando, la especulación y la explotación ilegal de los recursos marinos costeros.
  • Prevé que los territorios fronterizos tengan preferencia para convertirse en zonas especiales de desarrollo económico (ZEDE), como un destino aduanero.
  • Atención preferente por parte de las instituciones nacionales y de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) para promover y difundir sus potencialidades turísticas.
  • Incremento significativo de los presupuestos de los gobiernos seccionales ubicados en las zonas de frontera dentro de la franja de los 40 kilómetros desde la línea de frontera, al amparo del artículo 249 de la Constitución.

Geografía Crítica publicó su estudio ‘Violencias en evidencia. Cartografía de frontera en Ecuador’ el 8 de mayo de 2018. De acuerdo a este colectivo, la frontera norte se encuentra amenazada por cinco grupos armadas, entre disidentes de las FARC y organizaciones internacionales de narcotráfico. La finalidad de este estudio es visibilizar los territorios y comunidades que padecen violencia como consecuencia del conflicto armado en la frontera norte, en especial “en estos momentos cuando lo que se avecina puede ser más muertes, secuestro y polarización en la zona tras querer implementar un programa de seguridad con más violencia”.