Como parte de su propuesta de campaña, Lenín Moreno anunció la construcción de 325 mil viviendas para las personas sin hogar. De esas, 191 mil se entregarían gratuitamente.

Una vez en la Presidencia, ratificó la promesa. “El pueblo votó por la propuesta de construir 325 mil casas para todas las personas pobres de Ecuador”, dijo. Actualmente, el proyecto es parte de la ‘Misión casa para todos’, que deberá cumplirse durante los cuatro años (2017-2021) de mandato. Los alcaldes de Guayaquil, Quito, Milagros, Santa Elena, Chone, Portoviejo y Azogues fueron los primeros en ofrecer terrenos para las edificaciones.

Según el plan de Gobierno, las primeras 50 mil viviendas se debieron construir hasta mayo de 2018, para lo cual se destinaron 500 millones de dólares, incluidos en la Proforma Presupuestaria del presente año y del Plan de Desarrollo.

¿Se ha logrado Que no haya ni un solo ecuatoriano sin hogar? o ¿Se ha logrado construir 325 mil viviendas?

El 23 de junio de 2017, el Presidente anunció en rueda de prensa que ya existe financiamiento para las primeras 50 mil viviendas de las 325 mil. Además, el 17 de julio, designó USD 500 millones a la Banca Pública para iniciar con el plan ‘Casa para Todos’.

Diez días después, el 27 de julio, Moreno, como parte de la  Misión, entregó 100 certificados de adjudicación de predios, en Guayaquil. Según  Mario Burbano, consejero presidencial para el programa ‘Casa Para Todos’, ya han empezado a construir 20.000 viviendas, tras la inversión de un capital de $ 500 millones.

Actualmente, se cuenta con 135 predios para llevar a cabo la construcción de 60.000 viviendas en 2018. Para terminar la construcción de las 325 mil casas dentro de los 4 años de gobierno se deberían levantar alrededor de 80 mil por año.

Jose Luis Fuentes, experto en Políticas Públicas, señaló que “es irreal que se cumpla el plan de campaña, dado que la construcción de las viviendas es un plan demasiado ambicioso: cien mil viviendas gratuitas ¿Dónde están los terrenos? No creo que se alcance, pero no se puede crucificar al Presidente por esto”.