La Comisión de Derechos Colectivos de la Asamblea Nacional analiza las posibles reformas a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC). El proceso, que se inició oficialmente el 11 de junio, implica la recepción de recomendaciones de los distintos sectores. En ese contexto, el pasado 25 de junio, el presidente de la Asociación de Radiodifusores de Ecuador (ARE), Roberto Manciatti, expuso la necesidad de incluir el tema salarial en las modificaciones.

Según el representante de ARE, es necesario analizar los sueldos de los periodistas y la imposibilidad de que medios regionales y pequeños puedan pagar 930 dólares a sus trabajadores, según estipula la Tabla de sueldos mínimos, publicada a fines de diciembre de 2017.

El artículo 44 de la LOC, aprobada en junio de 2013, estipula que los trabajadores de la comunicación tienen derecho a remuneraciones de acuerdo a las tablas salariales fijadas por la autoridad competente, a la seguridad social y demás derechos laborales, según sus funciones y competencias. Jorge Corozo, presidente de la Comisión, apoya la propuesta de eliminar la tabla de ingresos, donde constan los salarios mínimos para el sector. Según el Asambleísta, el empleado y el empleador podrían llegar a un acuerdo sobre los ingresos antes de realizar la contratación.

Como parte de los ajustes salariales que se realizan en el país al final de todos los años, en diciembre de 2012 el Gobierno de Rafael Correa fijó que un comunicador titulado no podrá ganar menos de $800 dólares, uno que haya egresado, pero todavía no tenga su título, debería percibir como mínimo $600. Anualmente esta cifra se ha incrementado paulatinamente.

En ese sentido, anunció mediante Acuerdo Ministerial 0001, el 4 de enero de 2018, el incremento salarial en los distintos sectores. Actualmente, el salario mínimo de un periodista es de $930,10.

El pasado 27 de junio, el ministro del  Trabajo, Raúl Ledesma, sostuvo en una entrevista radial que “la realidad terrible en el Ecuador es que las modalidades de contratación vigentes no funcionan para ciertos sectores productivos, como este caso específico de la comunicación. Me ofrezco inmediatamente a ponerme en contacto con la AER para poder analizar esta problemática. Tengo una alternativa que es generar una forma de contratación por nota, por día, ya vamos a trabajar con los grupos, no lo sé; pero no puede ser limitada”. ¿Es posible llevar a cabo esta medida? Sí, es legal; sin embargo atenta contra los derechos adquiridos.

Así lo considera la abogada Cecilia Espinoza. Para la experta en Derecho Procesal, revisar la baja de la tabla salarial de los periodistas de seguro es “atentatorio a los derechos ya adquiridos”; pero, si las partes y los sectores involucrados (Ministerio del Trabajo-medios de comunicación-periodistas-estudiantes) llegan a un acuerdo, es posible cambiarla. “Se debe obedecer a la jerarquía de las leyes. Es decir, una resolución no podría contradecir a la ley ni a la Constitución. Pero, siendo un acuerdo ministerial, se puede acordar otro con la participación de los implicados”.

Espinoza también aclaró que si los afectados, en este caso los periodistas, ven vulnerados sus derechos se podrían iniciar acciones en lo contencioso-administrativo. Esto quiere decir abrir un proceso que resuelva posibles conflictos entre la Administración y los ciudadanos, en defensa de sus derechos e intereses, cuando estos se vean lesionados por la actuación (o la falta de ella) de la Administración.

La asambleísta Marcela Holguín, vicepresidente la Comisión que revisa la Ley de Comunicación, criticó que se quiera revisar la tabla para reducir ingresos de los periodistas. A su criterio, no se puede atentar contra un derecho laboral ganado por parte del sector de la comunicación.