Moreno: "En Paraguay todos los ciudadanos, todos, absolutamente todos, hablan guaraní"

Moreno se refiere al guaraní
El presidente de la República, Lenín Moreno, el 6 de julio de 2018 en Latacunga, firmó el Decreto Ejecutivo N° 445, a través del cual dispuso la creación de la Secretaría del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe, como entidad adscrita al Ministerio de Educación. Uno de los objetivos es trabajar en la reapertura de las escuelas unidocentes y bidocentes cerradas. El Primer Mandatario insistió en que la educación intercultural bilingüe garantiza el derecho a conservar la identidad y la lengua de los pueblos ecuatorianos.

“En Paraguay todos los ciudadanos, todos, absolutamente todos, hablan guaraní. Hablan el español y también hablan el guaraní, y nadie pensaba que eso le iba a restar nada a la educación”, ejemplificó.

Moreno enfatizó que la creación de esta Secretaría es fruto del diálogo con la Conaie, y también una muestra del cumplimiento de sus promesas. Pese a lo anterior, la afirmación del Presidente respecto a la cantidad de paraguayos que hablan guaraní es exagerada.
La Constitución de la República del Paraguay en su artículo 140 determina que es un país pluricultural y bilingüe, donde son idiomas oficiales el castellano y el guaraní. Por ello, en noviembre de 2011 el Congreso de la Nación Paraguaya aprobó la Ley de Lenguas, en la cual se estipuló que “el idioma guaraní deberá ser objeto de especial atención por parte del Estado, como signo de la identidad cultural de la nación, instrumento de cohesión nacional y medio de comunicación de la mayoría de la población paraguaya”.
La Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos de Paraguay, en su Censo Nacional de Población y Viviendas del año 2002, determinó que en dicho país vivían 5.163.198, y que “el idioma que mayor cantidad de personas hablan es el guaraní con (3.946.904 de personas), seguido del castellano (3.170.812 personas)”. Es decir, en el año 2002 aproximadamente 76% de la población paraguaya hablaba guaraní.

Diez años después, durante el Censo Nacional de Población y Viviendas 2012, se determinó que “el 46,3% de los hogares utiliza la combinación castellano-guaraní como idioma de comunicación entre sus miembros. El 34,0% de los hogares solo se comunica en guaraní y el 15,2% solo castellano”. Aproximadamente el 80% de los hogares paraguayos hablan guaraní.

En 2016 el Gobierno paraguayo elaboró la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados, en la cual se entrevistaron a 7.313 hogares. Los resultados de este censo determinaron que el “41,1% de los hogares hablan solo guaraní, mientras el 34,8 hablan castellano y guaraní”. Es decir, aproximadamente 76% de los hogares paraguayos hablan guaraní, de acuerdo a los últimos datos oficiales de la DGEEC.

Paraguay es un país sudamericano donde la mayoría de la población habla al menos una lengua indígena, el guaraní. Sin embargo, tras los resultados del Censo de 2012, Zulma Sosa, en ese entonces Directora de Censos, expresó su preocupación por la tendencia de las poblaciones jóvenes de hablar más en castellano que en guaraní. Sosa también destacó que existe una crítica a nivel académico por la enseñanza formal de este idioma, ya que al ser una lengua oral “dificulta el tema del alfabeto y de la escritura”.
En una entrevista para el New York Times, realizada en enero de 2018, Shaw N. Gynan, lingüista en la Universidad de Western Washington y estudioso del guaraní, también sostuvo que este idioma “está en peligro”, y añadió que no tiene nada que ver con la política del Estado. Para Gynan, la urbanización creciente, provocada por la agricultura a gran escala, está reduciendo la base monolingüe del guaraní. Además, el programa de educación bilingüe carece de fondos y no ha llegado a muchas áreas rurales de Paraguay.

En contraposición con lo anterior, en 2011 se creó la Secretaría de la Política Lingüística a través de la cual se organizan distintas actividades para promover el uso del guaraní, y otros lenguas originarias, en distintas instituciones de Paraguay.