verificación

Correa: "El primer trimestre del 2018 hemos decrecido 0,7%"

correa se refiere al decrecimiento económico
El 10 de julio, el expresidente Rafael Correa ofreció una entrevista desde Bélgica para el programa ‘EnClave Política’, de TeleSur. Durante la conversación con Orlando Pérez, conductor del espacio, el exmandatario cuestionó la administración de Lenín Moreno. Respecto al manejo de la economía, el economista puntualizó que «el primer trimestre del 2018 hemos decrecido 0,7%; estamos entrando en recesión pese a tener el precio del petróleo en cerca de 80 dólares, esto es producto de politiquería e ineptitud».


De acuerdo al Banco Central del Ecuador, en el primer trimestre de 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) ecuatoriano presentó una reducción de 0,7%, respecto al trimestre anterior (octubre-diciembre 2017). Sin embargo, registró un crecimiento interanual de 1,9%, en relación al primer trimestre de 2017. «En valores corrientes (a precios de cada trimestre), el PIB alcanzó USD 26.471 millones».

El precio promedio del petróleo ecuatoriano superó los USD 70, el 25 de junio de 2018; alcanzó su precio máximo el 1 de julio con USD 74,15; y se redujo a USD 70,33, el 12 de julio. Esta información está actualizada hasta el 16 de julio de 2018. Así, el precio del crudo ecuatoriano se aproxima a los USD 80, como afirmó Correa.

Aunque las cifras citadas por el exmandatario son reales, es necesario precisar en que se basó el crecimiento económico de 2017, mencionado por él. Para Alberto Acosta Burneo, editor del Grupo Spurrier, el crecimiento de 2017 de 3% se produjo por el impulso del agresivo endeudamiento externo del Gobierno en USD 7.000 millones netos. Esta cifra impulsó la liquidez, crédito y consumo a escala nacional. Sin embargo, en 2018 el Gobierno de Moreno «no pudo repetir la ‘hazaña’ de conseguir ese nivel de financiamiento y la economía comienza a desacelerarse».
Para Acosta, si esta tendencia se transforma en recesión, depende, entre otros, de la capacidad del gobierno de conseguir nuevo financiamiento. El economista advierte que es fundamental reducir el gasto público, pese a que reducirá aún más el nivel de actividad económica. Con respecto al reciente incremento en el precio del crudo, este podría generar USD 1.000 millones netos adicionales, «insuficiente cuando la necesidad de financiamiento de 2018 es de $11.000 millones. Más temprano que tarde, el ajuste es inevitable».
José Hidalgo, director de CORDES, coincide en que la economía de Ecuador se está desacelerando. Sin embargo, el experto advirtió que el crecimiento de 2017 se explica por el agresivo endeudamiento, «que fomentó el consumo, y porque el año de comparación (2016) fue el peor en dolarización«. Según su perspectiva, este año el Gobierno se vio obligado a ajustar su gasto, lo cual afecto la actividad económica en general.
El titular de CORDES sostiene que el modelo económico del ‘correísmo’ generó una malsana dependencia de la economía en su conjunto hacia el gasto público. Y además, enfatizó que el aumento en el precio del petróleo no ha tenido un impacto significativo en las cuentas fiscales porque se deben pagar deudas que ha ido acumulando con las empresas privadas de servicios petroleros; e inclusive, hay una buena parte del crudo comprometido por preventas de años anteriores.