“Cuando estaba en el Gobierno ganaba todos los casos en la justicia. ¿Qué ha cambiado?”, le preguntó la periodista de Diario Expreso, Sara España, a Rafael Correa. El expresidente respondió: “Yo perdí más casos de los que gané, pero no eran noticia”. Y esa afirmación no es cierta. Al menos así lo demuestra el sistema de la Función Judicial…

Correa se refiere a los casos que perdió

En la conversación, que se publicó el pasado 10 de julio, el antecesor de Lenín Moreno se refirió a temas como la corrupción, sus supuestos vínculos con la justicia, así como los procesos penales en su contra. Según Correa, residente en Bélgica, los casos que perdió no eran mediáticos, debido a la falta de atención de los medios de comunicación. Esto habría generado desinformación y la sospecha de que la función judicial en el país no era independiente.

Esto reflejan los datos. En el portal del Consejo de la Judicatura se registran 33 causas emprendidas en contra de Rafael Correa; y 19 iniciadas por él en contra de distintos implicados. Las causas interpuestas en su contra son varias: daño moral, daños y perjuicios, e injurias. Hay demandas que exigen la otorgación de recursos de acción de protección. E, incluso, llama la atención un proceso por “genocidio y etnocidio”, que ya, como es de conocimiento público, está desestimado.

El primer proceso que versa en contra de Correa, durante su mandato, data del 22 de septiembre de 2008, iniciado por Blanca Azua por daños y perjuicios. Fue declarado improcedente con negación del recurso de apelación. El último proceso, en su cargo como Presidente, se inició el 4 de abril de 2017 y fue archivado al no haberse completado los requisitos para la presentación del juicio en un tiempo determinado.

Los medios de comunicación han investigado y denunciado algunos de los casos que implican al exmandatario, sobretodo por las irregularidades existentes. Entre estos se encuentran:

El caso de Édgar Coral -dirigente social a quien Correa tildó de traficante de tierras- del 5 de febrero de 2011, que implicaba dos procesos: uno por daño moral y otro por injurias. El primero fue rechazado el 27 de agosto de 2015 y posteriormente -el 13 de julio de 2016- archivado al no cumplir con el plazo de 80 días para presentar documentos que validen el recurso de apelación. La segunda causa fue negada el 2 de junio de 2014, al no poseer la autorización respectiva para efectuar el proceso por parte de la Asamblea Nacional.

La demanda de genocidio interpuesta por el activista Fernando Villavicencio, el entonces asambleísta Cléver Jiménez, el dirigente indígena Rafael Antuni, y otros,  respecto a lo sucedido el 30 de septiembre de 2010, fue archivado. Esta causa devino en un proceso en contra de los demandantes por supuestas injurias, daño moral, daño a la honra…

Villavicencio y Jiménez interpusieron, el 30 de marzo de 2012, una nueva demanda en contra del entonces Mandatario. Esta fue desestimada el 26 de diciembre de 2013, al considerarla maliciosa y temeraria.

También está el proceso del cuencano Gil Leonardo López, contra quien Correa emitió comentarios por televisión nacional el 14 de enero de 2010, acusándolo del secuestro de Antonio Briz. El tribunal consideró que la demanda fue realizada de forma tardía, entonces la desestimó.

Otro caso relevante es el del investigador Pablo Díaz Naranjo, quien participó en la investigación del robo de la Custodia de Riobamba. Él denunció en diferentes medios la tortura y posterior asesinato de 9 supuestos autores del robo de la custodia. Además, hizo hincapié en la escasa reacción de varias instituciones del Estado en torno al hecho. La causa fue declarada improcedente. Y, finalmente, el juzgado declaró su incompetencia a conocer del caso. Díaz se fue del país en medio de amenazas.

De las 33 causas emprendidas en contra de Correa, en la Consulta de Procesos del Consejo de la Judicatura aparecen 16 casos con sentencias favorables para el demandado, es decir, el expresidente. Los 17 restantes (12 sin sentencia y 2 con información incompleta dentro del sistema) se encuentran abiertos, en algunas casos la información del portal no se encuentra detallada o no existe el registro de una sentencia.

Existe un patrón similar. La mayoría de casos fueron desestimados o rechazados al ser considerados temerarios o no cumplir con los requisitos establecidos. Otros fueron archivados al no cumplir con el tiempo específico determinado por los tribunales. Por ejemplo, una causa interpuesta por la ciudadana Diana Valverde Sierra se archivó por abandono de la causa el 8 de noviembre de 2011. El 14 de septiembre de 2011 y posteriormente el 5 de octubre del mismo año; la misma interpuso dos procesos para exigir medidas cautelares, al final fueron negados al ser considerados infundados.

En cuanto a las 19 demandas interpuestas por el entonces Mandatario: en 10 se registra un fallo favorable para el demandante, o sea Correa; en 6, la información no está detallada o no se registró la sentencia en el sistema… La cuestión es que solo en dos procesos la decisión no favoreció al Presidente de esa época.

El 30 de julio de 2008, el Juzgado cuarto de lo penal de Pichincha desestimó la denuncia de Rafael Correa en contra de Francisco Vivanco Riofrío, presidente de Diario La Hora. Después, El 5 de junio de 2017 la demanda en contra del periodista Martín Pallares, que fue negada en primera instancia. Posteriormente también se negó el recurso de apelación exigido por el entonces Jefe de Estado.

Por otra parte, Correa afirmó que los casos que perdió no fueron noticia. Sin embargo, en el caso de Pallares, más de cinco medios de comunicación, incluso canales del gobierno, replicaron el hecho:

De igual manera, en cuanto al caso contra el presidente de diario La Hora Francisco Vivanco algunos medios de comunicación, incluso internacionales, también se manifestaron: