Melo se refiere a la incautación de bienes de los Isaías

El asambleísta Esteban Melo, de la bancada Revolución Alfarista, criticó este 30 de julio en su cuenta de Twitter la visita del presidente Lenín Moreno. Asimismo, afirmó: “La justicia mal: ordenaron que se paralice el remate de bienes de los Isaías“. Ciertamente se ordenó la suspensión de remate de propiedades de los hermanos Isaías, sin embargo el juez Johnny Lituma cumplió un dictamen del Comité de Derechos Humanos de la ONU que data del 22 de julio de 2016.

El juez de la Unidad Judicial Norte de la Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Guayaquil, dictaminó en resolución, emitida el 23 de julio de 2018, al Servicio de Gestión Inmobiliar que se abstenga de realizar la enajenación de los bienes  y acogió las medidas cautelares solicitadas por los hermanos William y Roberto Isaías Dassum ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Ambos propietarios del desaparecido Filanbanco y sentenciados en Ecuador a ocho años de prisión por el delito de peculado bancario o malversación de fondos.

En dicha resolución, el juez ordenó suspender el remate de los inmuebles incautados por la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) en 2008, hasta que se resuelva el fondo del proceso de reparación integral, dictaminado por el Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En el 2016, el Comité de la ONU dictaminó que el Estado ecuatoriano violó el derecho de los hermanos Isaías a las debidas garantías para impugnar la incautación de bienes. Según el Juez, la medida busca prevenir el posible inicio de un procedimiento de remate que amenace con lesionar los bienes jurídicos, lo cual provocaría “una vulneración a sus derechos constitucionales”.

Para el abogado penalista Francisco Encalada, el caso ha sido por vía de medidas cautelares. “Esta es una acción constitucional, tal cual una acción de protección o un habeas corpus. Son acciones extraordinarias y emergentes por violación de derechos constitucionales y la competencia para estas acciones es de todos los jueces. En cuanto a la forma, es correcto el proceder”.

Para Mauricio Alarcón, director ejecutivo de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo (FCD), “las medidas cautelares son garantías constitucionales que tienen por objeto evitar o cesar una amenaza o violación de los derechos reconocidos en la Constitución y en instrumentos internacionales sobre Derechos Humanos. Al ser una acción de garantía, puede recaer por sorteo en cualquier juez, es por esa razón que, éstas en particular, las conoció y ordenó un juez de la familia”.

En relación al tiempo que emite un dictamen la ONU (2016) y en el que actúa el juez ecuatoriano (2018), Alarcón explicó que “no es que tarda dos años, sino que es un caso que aún continúa tratándose,  por ello es que se afirma -que hasta que se resuelva el fondo del proceso de reparación integral, dictaminado por el Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU)- y como Inmobiliar quiso obviar lo establecido por el Comité de la ONU, y deshacerse de los bienes de los Isaías, ellos presentaron este pedido de medidas cautelares (que lo pueden presentar en cualquier momento) y por ello decide el juez”.