Aelmán se refiere al parto en las adolescentes y niñas

Mónica Alemán, asambleísta de la bancada de la Revolución Alfarista, intervino durante la sesión 531 del Pleno realizada el 31 de julio. En esta reunión se debatió un proyecto de resolución referente al derecho fundamental de los padres y madres a la libertad de criar y educar a sus hijos. Durante su discurso, la Legisladora aportó datos en torno al embarazo adolescente e infantil. Alemán detalló que: “anualmente se registran alrededor de 1.735 partos de niñas entre 10 y 14 años”. Concluyó su intervención exigiendo la aplicación de políticas publicas que erradiquen esta problemática.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec), desde 2009, exceptuando 2013, se registraron más de 2.000 partos en niñas entre 10 y 14 años. En 2015 se cifró el mayor número de alumbramientos de menores entre 10 y 14 años: 2.436. Entre 2008 y 2016 se cifraron 19.207 partos en este grupo etario. La información presentada por la asambleísta Alemán es imprecisa. Las cifras en torno a esta problemática aumentaron en los últimos ocho años. La regularidad del dato presentado por la Legisladora se registra en el período 2002-2008.

 

Virginia Gómez de la Torre, Paula Castello y María Rosa Cevallos, en su estudio ‘Vidas Robadas – Entre la omisión y la premeditación: situación de la maternidad forzada en niñas del Ecuador’, exponen que en Ecuador “el embarazo en menores de 14 años es un grave problema de salud pública, la tendencia del porcentaje de partos de niñas de 10 a 14 años se ha incrementado desde 2002 hasta 2010 en aproximadamente un 78,1%, lo que quiere decir que, en 2010, un total de 3.864 niñas menores de 14 años fueron madres producto de la violencia sexual“.

El artículo 68 del Código de la Niñez establece que constituye abuso sexual “todo contacto físico, sugerencia de naturaleza sexual, a los que se somete un niño, niña o adolescente, aún con su aparente consentimiento, mediante seducción, chantaje, intimidación, engaños, amenazas, o cualquier otro medio”.

Además, según el artículo 171 del Código Orgánico Integral Penal, la violación es “el acceso carnal, con introducción total o parcial del miembro viril, por vía oral, anal o vaginal; o la introducción, por vía vaginal o anal, de objetos, dedos u órganos distintos al miembro viril, a una persona de cualquier sexo”. La sanción por el cometimiento de este delito comprende la pena privativa de libertad de 19 a 22 años cuando la víctima sea menor de 14 años.

En contexto

El Ministerio de Salud (MSP), Senplades y la organización Sendas (Cuenca) elaboraron el informe ‘Costos de omisión en salud sexual y reproductiva’, en el cual se detalla el costo que paga el Estado ecuatoriano por la falta de prevención del embarazo adolescente. De acuerdo a estas instituciones,  los costos sociales y médicos que se generan en ese contexto ascendió a USD 472,9 millones, en 2015. En contraposición, el costo de prevención de esos mismos factores sería de: USD 27,7 millones.

Fuente: Elaboración equipo consultor INSP-M, a partir de la información obtenida de los establecimientos de salud.