Montaño: "161.000 trabajos adecuados se han perdido en el primer semestre de este año"

Montaño se refiere al empleo pleano
El pasado 7 de agosto, durante la sesión 533 de la Asamblea Nacional donde se abordó una objeción parcial al Proyecto de Ley Orgánica para el Fomento Productivo, la asambleísta independiente Mae Montaño detalló algunas cifras sobre el empleo en Ecuador durante el último semestre. La Legisladora denunció que el 48% de trabajadores laboran en la informalidad, lo cual significa que 1 de cada 2 ciudadanos se emplea en el sector informal. Además, detalló que “las estadísticas del INEC de la semana pasada nos indican que 161.000 empleos adecuados se han perdido en el último semestre”.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), la Población Económicamente Activa (PEA) que está empleada se distribuye en cuatro variables: empleo pleno, empleo no pleno, subempleo y empleo no remunerado. Además existe una categoría referida al empleo no clasificado, en la cual se incluyen las personas empleadas que no se pueden clasificar como empleados adecuados, inadecuados, o no remunerados por falta de información en los factores determinantes.

Categorías Descripción
Empleo pleno Hace referencia al trabajo en el cual una persona percibe ingresos superiores o iguales al salario básico, trabaja una jornada completa o en muchos casos inferior, además se siente a gusto con su oficio.
Empleo no pleno Toda actividad en la cual una persona percibe menos del salario mínimo. Sin embargo, no quiere trabajar más tiempo; se siente a gusto con su actividad.
Empleo no remunerado Se incluyen los oficios de ama de casa u otra actividad que no perciba ingreso alguno.
Subempleo Es cualquier trabajo en el cual una persona registra ingresos inferiores al salario mínimo, trabaja menos de la jornada laboral y además desearía trabajar horas adicionales.

El INEC, en su Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (EDEMDU), de junio de 2018, cifró 3.417.483 personas con empleo pleno en diciembre de 2017; mientras en junio de 2018 esta cantidad se redujo a 3.105.674. Esto implica una reducción de 311.809 empleos plenos o adecuados durante el primer semestre de 2018. Esta cifra es casi el doble de lo indicado por Montaño en la Asamblea Nacional.

El desempleo registró una leve reducción en el primer semestre de 2018. Entre diciembre de 2017 y junio de 2018, alrededor de 43.ooo personas salieron de esta categoría. Sin embargo, esto no implica que estas personas se inscribieron dentro del empleo pleno; por el contrario, se habrían sumado a otras categorías inscritas dentro del empleo.

En contexto

En relación a la afirmación de Montaño respecto al aumento de informalidad en el sector laboral ecuatoriano es necesario precisar ciertos aspectos de este concepto.
Según el economista Keith Hart, citado en un informe de la oficina de Dirección del Trabajo del Gobierno de Chile, “la informalidad laboral se genera por el autoempleo en actividades del sector primario y secundario, de la distribución, del transporte en pequeña escala, en transferencias entre personas y en algunas actividades ilegítimas como usura o prostitución“. Además, diferenció a este del trabajo formal, definiendo a este último como: “el empleo que se realiza por medio de un empleador y que genera ingresos estables o medianamente estables para la persona”. La informalidad surge de la falta de un empleo adecuado, en muchos casos bajo condiciones inseguras; y además, no brinda un ingreso, semanal, mensual, o anual fijo para la persona.
Así, las categorías referidas al empleo no remunerado y subempleo cumplirían ciertas características que permitirían llamarlas trabajos informales. En los cuales la persona por necesidad acude a oficios mal remunerados, y con tiempos de trabajo irregulares.
Por su parte, el economista Mauricio Pozo explicó que la informalidad se traduce como la falta de una relación formal entre el empleado y el empleador. Además, quienes laboran en el sector tienen ingresos que no les permiten cubrir la canasta básica, carecen de prestaciones de seguridad social, entre otras situaciones. El experto añadió que aproximadamente un 60% de ecuatorianos no cuentan con un empleo pleno. Esto equivaldría a que 6 de cada 10 ecuatorianos carecen de una relación formal con su empleador.