El pasado 8 de agosto, durante la sesión #529 de la Asamblea Nacional, la legisladora Carmen Rivadeneira, de la bancada de la Revolución Alfarista, resaltó algunos datos de la gestión del expresidente Rafael Correa. Ella mencionó que gracias al trabajo del exmandatario: “cuando alguien renuncia para jubilarse, y si la institución está al día, al mes siguiente tiene su pensión jubilar y, en dos meses máximo, la cantidad que está señalada en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS)”. Sin embargo, algunos gremios consideran que la realidad no coincide con dicha afirmación.

Roxana Palacios, presidente de la Unión Nacional de Educadores (UNE), sostiene que muchos maestros acuden a ellos para solicitar ayuda en el cobro de sus pensiones jubilares. Si bien la ley establece que el primer día del mes siguiente de renunciar el aspirante a jubilado podrá cobrar su pensión, en realidad el proceso podría durar más. Según la dirigente, en el mejor de los casos, el trámite toma dos meses.

La representante de la UNE denunció que en el momento de cobrar las pensiones o durante los trámites de acceso a la misma, los maestros son víctimas de abusos, tanto de sus empleadores, como de las instituciones encargadas de la seguridad social.

José Villavicencio, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), indica que a escala nacional más de 300 personas han fallecido sin cobrar su pensión jubilar. Y añadió que desde 2015 existe un estancamiento en el pago de valores a extrabajadores en general, enfatizando a los maestros y obreros, que constantemente exigen sus valores al IESS.

El dirigente afirma que el trámite de entrega de la pensión jubilar demora más de un mes; en muchas ocasiones, más de dos meses y por ello el número de jubilados fallecidos sin cobrar sus pensiones aumenta.

Francisco Ortíz, presidente del Frente Nacional de Jubilados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (FRENJUBIESS), sostiene que desearían que exista continuidad entre el último salario y la primera pensión jubilar, aún cuando existe cumplimiento en el pago de las aportaciones al Seguro Social. Además, rechaza que, a pesar del aumento del aparataje burocrático, no existe eficiencia en la entrega del primer valor al pensionario.

El Presidente del FRENJUBIESS también manifiesta que, en varios casos, el tiempo de demora es de cuatro a seis meses. En ese contexto, su organización continuará en la lucha para que se respeten a los jubilados y sus fondos.

Según el IESS, actualmente existen 380.513 jubilados en el país, de los cuales 655 no han recibido su pago, el mismo que se efectuará este 25 de octubre. Añaden que la primera remuneración se realiza desde el primer mes en el cual se otorga la jubilación. Desde el Instituto de Seguridad Social se indica que el trámite podría demorar máximo 30 días, si el trabajador presentó problemas laborales.

“En contexto”

El artículo 175 de la Ley de Seguridad Social establece que “a partir del cese de toda la actividad y siempre que se cause derecho a la jubilación de vejez, ordinaria o por edad avanzada… el afiliado percibirá, desde el momento de la aprobación de su solicitud, una renta mensual vitalicia”. 

El IESS en su página web establece que el pago del primer valor de la jubilación se realizará el primer día del mes siguiente a la renuncia del jubilado.