Desde el 30 de agosto circula en Facebook y Twitter una publicación en que se afirma que el presidente venezolano Nicolás Maduro, representando la “izquierda internacional”, tiene planeado un golpe de Estado en contra de su homólogo Lenín Moreno. Una evidencia de este hecho sería la movilización de tropas por parte del Gobierno brasileño a la zona fronteriza de Boa Vista. Además, este contenido enfatizó en que colectivos bolivarianos se encuentran en Ecuador preparando una revolución para “acabar de destruir al país”.

La imagen que acompaña esta información pertenece a una publicación en Facebook de Diario El Comercio, del 30 de agosto, pero en la nota original no se menciona “la llegada de miembros del G2 (inteligencia cubana) a territorio ecuatoriano y brasileño para desestabilizar”. La noticia del periódico se refiere a la denuncia de una ONG denominada Unión Venezolana en el Perú. Esta organización no gubernamental denunció la filtración de simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro entre los venezolanos que llegaron a Perú, con la presunta intención de “desprestigiar la diáspora venezolana“.

“La misión (de los infiltrados) es generar confrontación entre venezolanos y peruanos para que se desarrollen campañas xenófobas”, afirmó el presidente de la Unión Venezolana en el Perú, Óscar Pérez, político exiliado en Lima. Las declaraciones las recogió El Comercio de Perú, el 30 de agosto. 

En la publicación que circula en redes se alega que Michel Temer, presidente de Brasil, envió tropas de su ejército a la zona de Roraima, frontera entre Brasil y Venezuela, para repeler el ingreso de agentes de la inteligencia cubana, quienes se harían pasar por venezolanos para generar desestabilización.

En realidad, el pasado 28 de agosto, Temer informó que autorizó el uso de tropas en el estado de Roraima para garantizar la seguridad ante la llegada de miles de inmigrantes venezolanos en los últimos meses.

            Traducción al castellano del tuit de Michel Temer