¿Tres jóvenes fueron detenidos en Cuenca tras lanzar un huevo al presidente Moreno?


El 3 de noviembre el presidente Lenín Moreno participó en la sesión solemne por los 198 años de independencia de Cuenca, realizada en el Salón de la Ciudad. De acuerdo a la Policía Nacional, tres personas (César F., de 27 años, María T., de 17, y Bryan S. de 13 ) fueron aprehendidas luego de lanzar objetos a la Comitiva Presidencial antes de ingresar al evento.
No se formularon cargos en contra de los implicados, por lo que fueron liberados tras 8 horas de retención. De acuerdo al parte policial, citado por El Comercio, “María T. fue quien lanzó los dos huevos que se rompieron, uno sobre la alfombra roja que fue colocada para el acceso de los asistentes, y el otro sobre la calzada. En ese momento los agentes de la Policía Nacional ubicaron a los supuestos responsables y los detuvieron para evitar más conflictos. Bryan S. llevaba una mochila y en su interior se encontraron tres huevos más”.
Diario El Universo publicó una nota en relación al tema titulada: «Tres jóvenes detenidos tras supuesto lanzamiento de un huevo a presidente Lenín Moreno», esta información fue difundida el mismo día en que se realizaron los hechos. La afirmación en torno a la detención de tres jóvenes en Cuenca fue replicada por distintos actores políticos; sin embargo, es importante precisar a qué se refiere la figura de la detención dentro del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

El artículo 530 del COIP determina que el juzgador, por pedido motivado del fiscal, podrá ordenar la detención de una persona, con fines investigativos. Para emitir una orden de detención será necesario elaborar una boleta que cumpla con tres requisitos: motivación de la detención, lugar y fecha en que se expide, y la firma del juzgador competente. Esta detención no durará en ningún caso más de 24 horas y el juez de la causa deberá cerciorarse de que la persona detenida sea informada sobre sus derechos.
La Policía Nacional anunció a través de Twitter que los implicados fueron «aprehendidos» el 3 de noviembre, luego de lanzar objetos a la Comitiva Presidencial. La figura mencionada está determinada en el artículo 526 del COIP, en el cual se detalla que los funcionarios de la Policía, del organismo competente en materia de tránsito o miembros de las Fuerzas Armadas, deberán aprehender a quienes sorprendan en delito flagrante e informarles los motivos de su aprehensión.


Es decir, en el Código la figura de la detención debe ser motivada por el pedido del Fiscal y la decisión del juez de la causa, en contraposición cualquier persona podrá aprehender a quien sea sorprendido en delito flagrante y entregarlo de inmediato a la Policía Nacional.
De acuerdo al parte policial, citado por El Comercio, los jóvenes implicados en el hecho fueron ubicados y aprehendidos para evitar más conflictos, los mismos fueron trasladadas al Comando Zona 6, ubicado a dos cuadras del lugar del incidente. En la noche fueron trasladados al Complejo Judicial de Cuenca y fueron puestos a las órdenes de la fiscal de turno, Alejandra Ledesma, la cual ordenó la libertad de estas personas al no encontrar delito. Por su parte, los agentes de la Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes elaboraron un acta y la entregaron a la madre de los menores.

María del Mar Gallegos, abogada penalista, considera que los hechos ocurridos en Cuenca el 3 de noviembre corresponden a una aprehensión, ya que la misma «se puede dar por cualquier persona en contra de quien sea encontrado en delito flagrante de ejercicio público, u entregarlo de inmediato a la Policía Nacional, posteriormente dentro de 24 horas tendrá que ser puesto ante autoridad competente para calificar la flagrancia y la legalidad de dicha aprehensión». En contraposición, la detención se produce con motivación del fiscal de turno y la autorización del juzgador.
Por su parte, Ramiro García, presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, considera que lo sucedido con los jóvenes, técnicamente, se trata de una «detención momentánea»; sin embargo, calificarlo como «detención» sería excesivo.