El asambleísta socialcristiano César Rohon declaró la mañana de este lunes 5 de noviembre en ‘Los Desayunos’, de Teleamazonas, que “el responsable directo del funcionamiento del sistema de los grilletes electrónicos es el Ministro de Justicia“, en relación a las responsabilidades de la fuga del exsecretario de Comunicación, Fernando Alvarado, el pasado 20 de octubre.

Declaraciones de César Rohón Min 10 Seg 10

Según el artículo 522, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), sobre las medidas cautelares para asegurar la presencia de la persona procesada, el juez de la causa podrá dictar:

  1. Prohibición de ausentarse del país
  2. Obligación de presentarse periódicamente ante la o el juzgador que conoce el proceso o ante la autoridad o institución que designe
  3. Arresto domiciliario
  4. Dispositivo de vigilancia electrónica
  5. Detención
  6. Prisión preventiva

Adicionalmente, se establece que:

El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos en coordinación con el Consejo de la Judicatura, en el plazo de ciento cincuenta días, contados desde la publicación en el Registro Oficial de este Código, pondrá en funcionamiento los dispositivos de vigilancia electrónica y su respectiva plataforma.

De acuerdo al ministro de Justicia (e), Paúl Granda, el contrato de adquisición e implementación de la plataforma informática y de los dispositivos de vigilancia electrónica se realizó el 18 de agosto de 2016, mientras que el Reglamento para la prestación de este servicio fue creado el 17 de octubre de 2017. El artículo 7 de la norma indica que Justicia será la entidad encargada de la prestación del servicio de vigilancia electrónica.

Entidad rectora.- El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos será la entidad encargada de la prestación del servicio de vigilancia electrónica

Además, en el artículo 29 del Reglamento se advierte que en el caso de alarmas por vulneración de la medida judicial, “el equipo técnico gestionará a través de la integración de la plataforma tecnológica georeferencial del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, y la plataforma tecnológica del Sistema ECU 911, la intervención y ejecución de acciones inmediatas con el fin de asegurar la custodia del usuario del dispositivo de vigilancia electrónica y su comparecencia inmediata ante la autoridad competente”. Finalmente, recuerda que los procedimientos, responsabilidades institucionales y las acciones adoptadas en cada uno de los casos se remitirán a los protocolos y normas correspondientes.

El  24 de julio del 2018, distintos medios de comunicación recogieron información del Ministerio de Justicia en torno al número de dispositivos instalados y los procedimientos a seguir con las personas que utilizaban el grillete. En esta infografía se ratifica que dicha Cartera de Estado es la encargada de recibir la transmisión en caso de infracción. Por lo tanto es el responsable de comunicar al ECU 911 para dar parte a la Policía Nacional.

En contexto

El 18 de agosto de 2016, el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos (MJDHC) suscribió un contrato con la empresa CEIEC para la “adquisición e implementación de la plataforma informática y dispositivos de geo-posicionamiento electrónicos”, por un valor de USD 13.712.456,45. Se adquirieron 4 mil dispositivos.

El contrato fue dividido en 8 ítems: plataforma de aplicaciones y código fuente; plataforma principal de hardware y software base; plataforma secundaria de hardware y software base; dispositivos de vigilancia electrónica (DVE); consola de monitoreo, servicio de comunicación; servicio de instalación y desinstalación y capacitación y soporte técnico.

Dos años después, el 30 de agosto del 2018 se hizo efectiva la disposición de suspender la colocación de este dispositivo como medida cautelar. Por ello, ningún juez puede ordenar la colocación de los grilletes electrónicos.

A través de un oficio enviado al Consejo de la Judicatura, el Ministerio explicó que la razón de la suspensión es la migración del sistema y el cambio de proveedor. Esto, luego de que venciera el contrato con la empresa responsable de la plataforma de vigilancia.