La Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional recibió distintos aportes al estudio de la Proforma Presupuestaría 2019. El 13 de noviembre, el Viceministro de Producción y Comercio Exterior, Yuri Parreño participó en la discusión y aportó distintos datos en relación a la situación del comercio exterior en el país. El funcionario destacó que las exportaciones totales crecieron en más del 14% y se espera generar alrededor de USD 23.000 millones. Parreño añadió que su institución busca reducir lo más posible su impacto en el Presupuesto General del Estado analizando todo lo que tiene que ver con gasto en personal y proyectos de inversión.

De acuerdo al Banco Central del Ecuador, las exportaciones totales de productos petroleros y no petroleros alcanzaron los USD 19.112 millones en 2017. En el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2017 este rubro cifró USD 14.042 millones, y en el mismo lapso durante el 2018 aumentó hasta USD 16.266 millones. Lo anterior implica que las exportaciones totales crecieron en aproximadamente 15.8%, en 2018, frente a 2017.

Por su parte, el Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (ProEcuador) determinó que entre enero y agosto de 2017 las exportaciones no petroleras representaron USD 8.105 millones, en 2018 este rubro se incrementó a USD 8.482 millones. Las exportaciones petroleras cifraron en 2017 USD 4.350 millones, y USD 5.937 millones ne 2017. Lo anterior demuestra que el incremento en los valores de las exportaciones se produjeron principalmente en el sector petrolero, en el cual cifraron un significativo aumento de más de USD 1.500 millones.

En contraposición, las toneladas de petróleo exportadas han sufrido una baja desde 2015, y el presente año no fue la excepción. ProEcuador cifró una reducción de 4.20% en la cantidad de toneladas de crudo exportadas. Es decir, el aumento en los valores por la exportación de esta producto va de la mano con el aumentó del precio internacional en el mismo.

El precio del crudo ecuatoriano se calcula en referencia al crudo West Texas Intermediate (WTI). Este es producido en Estados Unidos  es considerado de mayor calidad, debido a que su concentración de azufre es más baja. Esto le permite ser refinado más fácilmente. Esta característica hace que el crudo WTI sea referencial al fijar los precios del mercado internacional. Este rubro se incrementó desde marzo de 2018, sin embargo de acuerdo al BCE durante noviembre el mismo registró un descenso:

De acuerdo al economista Alberto Acosta Burneo, editor del grupo Spurrier, el desempeño de las exportaciones no petroleras fue mediocre durante el 2018. “Lo que crece son las exportaciones petroleras, ademas esto obedece a un incremento en el precio del crudo. Por el contrario, el volumen de las exportaciones petroleras (miles de toneladas) cayo en 6,2%, pero el precio subió en promedio 43,1%”. El experto añadió que la caída en los precios del petroleo podría complicar el objetivo fijado por Comercio Exterior en relación a cerrar el año con USD 22.000 millones por concepto de exportaciones totales.

Las exportaciones no petroleras ecuatorianos, según Acosta, enfrentan el desafío de la competitividad, ya que el Ecuador es un país caro que aún no se acostumbra a vivir con una moneda fuerte. Por lo anterior, es necesario que el país se concentre en generar un ambiente propicio para los negocios.