El ministro de Finanzas, Richard Martínez, participó el pasado 30 de noviembre en el programa Los Desayunos de 24 Horas. Durante su intervención afirmó que la Proforma Presupuestaria 2019 busca cambiar el modelo de desarrollo Estado dependiente hacia uno donde la actividad privada tengan mayor capacidad de generar empleo. El funcionario destacó que el déficit del país necesita ser financiado, para lo cual se requiere endeudarse. La periodista Janet Hinostroza lo inquirió respecto al papel de China en relación al endeudamiento externo, a lo que el expresidente del Comité Empresarial respondió que “no es nuestra principal puerta de financiamiento y tampoco lo será”.

Declaraciones de Richard Martínez en Min 17′ 35 Seg

Según el boletín octubre 2018, del Ministerio de Finanzas, el saldo de la deuda pública total ascendió a USD 49.069 millones, de los cuales USD 35.193 corresponden a deuda externa y USD 13.876 millones a interna. El mayor porcentaje de la deuda externa (38%), USD 15.217 millones, se encuentra en Bonos Brady, Global y Soberanos. Sin embargo, China figura como uno de los acreedores internacionales más importantes de Ecuador, con USD 6.469 millones, lo que representa 5,9% del PIB.

En relación a la deuda bilateral ecuatoriana, la cual implica las obligaciones que el país contrae con otros gobiernos, bancos comerciales y otros acreedores, la República Popular de China es el mayor financista, con un monto de USD 6,468 millones. Eso representa el 18,4% de la deuda externa pública total.

Los registros del Ministerio de Finanzas indican que la deuda con el país asiático, desde 2013, superó los USD 4.000 millones. En octubre de 2018 alcanzó los USD 6.468 millones.

Esa deuda es mayor a lo que se debe a distintos organismos internacionales. Al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se le adeudan USD 4.980 millones; a la Corporación Andina de Fomento (CAF), USD 3.280 millones. Si se suman los pendiente del Gobierno con estos organismos, el monto asciende a USD 8.156,3 millones. En contraposición, solo a China se le deben USD 6.468 millones.

Una prueba de la importancia del gigante asiático como acreedor de la economía ecuatoriana es la visita de Lenín Moreno, programada del 11 hasta el 15 de diciembre. Uno de los objetivos es concretar líneas de crédito con el banco Banco de Desarrollo de China (CDB, por sus siglas en inglés).

El analista económico Hugo Villacrés afirmó que “China es el mayor financista externo de Ecuador”. Además, denunció que la Proforma 2019 no está financiada al 100%. “En el 57% del déficit no está identificada la fuente de financiamiento. Un déficit que es de USD 8.111 millones, en que más de USD 4.300 millones no se sabe cómo se van a financiar”.  El experto aclaró que, de las fuentes identificadas, la principal es el CDB, con el 17% de los USD 4.000 millones financiados.

 

El economista Fausto Ortiz considera que Martínez no se equivoca en su afirmación. El exministro de Finanzas explicó que el primer financista en la economía ecuatoriana es el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), ya que aporta aproximadamente USD 8.000 millones a la economía. Detrás de este financiamiento interno, los bonos y deudas multilaterales se colocan como fuentes de endeudamiento.”No podemos obviar cómo ha crecido la deuda con China y la importancia que tiene actualmente para el financiamiento de la gestión del próximo año”.