A través de Facebook se difunde desde el 11 de noviembre una gráfica en la que se compara una fotografía del expresidente Rafael Correa siendo recibido por una comitiva durante su arribo a China, con una imagen de Moreno bajando del avión presidencial en compañía de dos colaboradores. En el post se incluye un texto sobre la imagen de Moreno en el que satirizan el recibimiento brindado por el gobierno del gigante asiático: “Cuando cualquier pendejada llega a China”. En la publicación, que fue compartida más de 1200 veces en menos de cuatro horas, la fotografía del primer mandatario ecuatoriano fue sacada de contexto.

Esta imagen se difunde en medio de la visita de Moreno a la República Popular de China, programada entre el 11 y el 15 de diciembre, con el objetivo de fortalecer las relaciones entre ambas naciones, y buscar nuevas líneas de crédito para Ecuador.

La imagen de Rafael Correa es real y corresponde a la visita realizada por el exmandatario ecuatoriano a China en enero de 2015. El exfuncionario fue recibido por el presidente Xi Jiping en Pekín, en el Palacio del Pueblo, con la finalidad de realizar una reunión de trabajo bilateral.

Por otra parte, tras revisar las propiedades exif (especificación para formatos de archivos de imagen usado por las cámaras digitales) de la imagen en la que aparece Moreno en medio de una pista de aterrizaje desolada podemos determinar que la misma fue tomada en julio de 2018, y no en diciembre de este año.

La imagen de Moreno fue empleada por el portal web 4 Pelagatos en su nota “¿Por qué no auditan también los aviones de Lenín Moreno?” publicada el 1 de agosto de 2018. Es decir, la imagen de Moreno en medio de la pista de aterrizaje fue difundida a través de Internet 5 meses antes de la visita del exvicepresidente a China.

Por su parte, la Secretaria Nacional de Comunicación compartió el 10 de diciembre de 2018 fotografías del arribo de Moreno a China a través de su cuenta de Twitter. En las imágenes se puede ver un despliegue protocolar similar al emprendido durante la visita de Correa tres años atrás.