Aguiñaga: "El 15,6 % de todas las muertes maternas están relacionadas con abortos en condiciones no seguras"

El 4 de enero el Pleno de la Asamblea Nacional llevó a cabo el primer debate en torno al proyecto de Ley para reformar el Código Orgánico Integral Penal (COIP). La reforma planteada al artículo 150, referido al aborto no punible, fue el tema central durante la primera parte de la sesión.
Durante su intervención, la asambleísta Marcela Aguiñaga, de la Bancada de la Revolución Ciudadana, defendió la propuesta planteada por la Comisión de Justicia, según la cual se debe despenalizar el aborto en casos de violación y cuando se detecte una malformación en el feto. Para la exMinistra de Ambiente, la dimensión de esta problemática se ve reflejada en las cifras en torno a la mortalidad materna en Ecuador. «El 15,6 % de todas las muertes maternas están relacionadas con abortos en condiciones no seguras» , resaltó.

Declaraciones de Marcela Aguiñaga en Min 14 Seg 18

Según el Plan Nacional de Salud Sexual y Salud Reproductiva 2017 – 2021, del Ministerio de Salud Pública (MSP), «aproximadamente 4 de cada 10 embarazos en todo el mundo no son planificados y dos de cada diez terminan en aborto inducido, y alrededor del 13% de las muertes maternas se debe a abortos inducidos en condiciones de riesgo a nivel global». Según el mismo documento, en América Latina, el 14% de las muertes maternas está relacionado a abortos realizados en condiciones inseguras. En Ecuador, esa cifra asciende al 15,6% y ocupa el quinto lugar entre todas las causas de muerte; y el tercero en las causas de muerte materna .
La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como muerte materna al deceso que se produce por causas directas o indirectas durante el embarazo, parto o puerperio (6-8 semanas después del alumbramiento). De acuerdo a la OMS, aproximadamente 830 mujeres mueren a diario en el mundo por complicaciones relacionadas a dichas causas. «En 2015 se estimaron unas 303 000 muertes de mujeres durante el embarazo y el parto o después de ellos. Prácticamente todas estas muertes se producen en países de ingresos bajos y la mayoría de ellas podrían haberse evitado», se señala.
El Observatorio de Igualdad de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) recogió dos estadísticas distintas en torno a la mortalidad infantil en la región:

1.- La Organización Panamericana de la Salud elaboró mediciones en función de la información oficial más reciente de cada país. El promedio de América Latina en torno a la mortalidad materna es de 48 por cada 100.000 nacidos vivos. Ecuador se ubicó por debajo de la media, con 45 por cada 100.000 nacidos vivos con datos actualizados hasta 2015.

2.- El Grupo Inter-Agencial para la Estimación de la Mortalidad Materna de las Naciones Unidas (MMEIG, por sus siglas en inglés) elaboró el cálculo comparando los distintas países en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sus conclusiones sostienen que la tasa de mortalidad materna en América Latina fue de 60 por cada 100.000 nacidos vivos, Ecuador se encuentra por encima del promedio con 64 por cada 100.000 nacidos vivos. Estos datos también corresponden a 2015.

El Observatorio de Igualdad de Género explicó que la diferencia estadística entre los datos de la Organización Panamericana de la Salud y los del Grupo Inter-Agencial se debe a que «la medición de la mortalidad materna es un proceso complejo y los datos provenientes de las distintas fuentes disponibles no necesariamente coinciden entre sí».

En contexto