¿Amparo Medina fue asesora de la ONU?


El 9 de enero, a través de Twitter, el usuario @MDaria_Castro nos pidió verificar la relación laboral de la autodenominada activista provida Amparo Medina con la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La razón: una imagen en que se anuncia una «conferencia magistral» dictada por la pedagoga. En la gráfica se observa una fotografía acompañada del texto: «De guerrillea, feminista, proaborto, asesora de la ONU a activista provida».

El usuario de Twitter @dr_bombon (Carlos Bombón) aseguró el 9 de enero que promueve una conferencia provida, que se desarrollará a las 19:00 del 14 de enero, en la cual Medina intervendrá.
En noviembre de 2016, el Frente Familia de Jalisco facilitó una charla de la activista con el tema ‘Ideología de Género y su imposición en México desde la ONU’. En la imagen promocional consta un descripción similar a la expuesta en la convocatoria ecuatoriana, según la cual Medina pasó «de la guerrilla, la ONU y el aborto, a la militancia provida». Es decir, no es la primera ocasión en que ha sido presentada como exasesora de la organización internacional.

Lo mismo ocurrió en un afiche promocional de la Red Familia de Buenos Aires, para una actividad de agosto de 2011. Durante estas conferencias, Medina relata «cómo decidió dejar de lado la lucha a favor las campañas proaborto y empezar a luchar por la vida«.

Aunque en las convocatorias se asegura que la activista fue «miembro de la ONU», la Organización de las Naciones Unidas ha desmentido la vinculación laboral de Medina en distintas oportunidades. Por ejemplo, el 21 de julio de 2016, la Arquidiócesis de Panamá convocó a una conferencia sobre «ideología de género» dictada por la ecuatoriana. En la invitación, se la describió como exfuncionaria del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés).

Un día después, el 22 de julio de 2016, una carta con el logotipo del UNFPA y firmada por Martín Santiago, en ese entonces representante del Fondo en Panamá, aclaró a la Arquidiócesis que Medina «nunca ha tenido relación contractual con el UNFPA».

Cuando se difundió lo ocurrido en Panamá, Medina se defendió a través de redes sociales. En Twitter, la activista indicó que la representación de la UNFPA en Perú validó, mediante una carta con fecha abril 2015, su participación en un proyecto tripartito (2002), donde ella, apalancada en la organización que representa, integró un convenio entre el Ministerio de Salud Pública del Ecuador (MSP), la UNFPA (Ecuador) y el Cidet.
¿Por qué aparece Perú en este embrollo?
La representante de los colectivos provida señaló que en abril de 2015 intervino en el Congreso de Perú «denunciando el negocio que existe alrededor de la anticoncepción y el aborto» y ahí mencionó que fue funcionaria del Fondo de Población de las Naciones Unidas, en Ecuador.  Tras esto, también surgieron cuestionamientos a su participación. En ese contexto, el Legislativo peruano solicitó información oficial a la oficina de UNFPA.
El organismo respondió, en una misiva del 30 de abril de 2015 y recibida por el Congreso Peruano el 14 de mayo de ese año, que por recomendación del MSP, la UNFPA (Ecuador) y la Corporacion Ecuatoriana para la Investigación y desarrollo de la Educación y el Tiempo Libre (Cidet) celebraron un acuerdo de entendimiento tripartito donde Amparo Medina firmó como presidenta del Cidet. Dicho documento aclaró que Medina no era funcionaria de la ONU ni en Perú ni Ecuador.
Sin embargo, la activista insiste -apoyada en la carta- que «las Naciones Unidas no tuvo más que responder de manera oficial y en el comunicado aceptaron que yo firmé un contrato tripartito con ellos».

Al mismo tiempo, afirmó que el evento del próximo 14 de enero es real, al igual que la gráfica que circula. Enfatiza en que sí existió una relación contractual entre ella y las Naciones Unidas. «Tuve un contrato de 2000 a 2004 como consultora asesora en un proyecto de salud sexual y reproductiva, en un convenio tripartito entre las Naciones Unidas, el Ministerio de Salud Pública y la ONG que teníamos en ese momento, Cidet». Medina aseguró que trabajó en la Costa y añadió que, además, trabajaron en ocasiones anteriores con la Unicef y la OEA.
Ecuador Chequea solicitó a la activista una copia del contrato suscrito entre ella y las Naciones Unidas. Hasta las 13:30 de este 11 de enero, no hemos recibido respuesta a la petición.