Romo: «Ecuador tiene la segunda tasa de muertes violentas más baja de la región»

El femicidio de Diana Ramírez, ocurrido en Ibarra la noche del 19 de enero, conmocionó a la sociedad ecuatoriana. En ese contexto, la ministra del Interior, María Paula Romo, fue llamada a comparecer ante la Asamblea Nacional. Este 22 de enero, la funcionaria explicó a los legisladores las acciones de seguridad emprendidas por la Policía ante lo ocurrido.
Durante su exposición, la exasambleísta constituyente destacó el trabajo de la Policía Nacional en pos de salvaguardar la seguridad ciudadana. La también Ministra de Gobierno (e) expuso el indicador de muertes violentas por cada cien mil habitantes para contextualizar la situación en torno a la violencia en Ecuador. En 2017 «cerramos con una tasa de 5,7 muertes violentas por cada cien mil habitantes. Esa tasa es la segunda más baja de la región en 2017», comentó.

Siga en VIVO la sesión 569 del Pleno de la Asamblea Nacional.#LeySeguridadSocial

Publicado por Asamblea Nacional del Ecuador en Martes, 22 de enero de 2019

Declaraciones de María Paula Romo Hora 2 Min 28 Seg 00

Los datos expuestos coinciden con la información oficial. De acuerdo al Análisis de los homicidios en Ecuador 1980 – 2017, del Ministerio del Interior, entre 2010 y 2017 este indicador se redujo en más de 10 puntos. En 2010 se registraron 17,5 homicidios por casa 100.000 habitantes. En 2017 esa tasa descendió a 5,8 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Los datos del Instituto Igarapé y recogidos por el Ministerio confirman que en 2017 Ecuador registró la segunda tasa de homicidios más baja de Latinoamérica. Chile es el país que cuenta con el menor índice.

La información que suministró Romo tiene como fuente el Instituto Igarapé. La organización monitorea los homicidios en el mundo y trabaja en torno a tres ejes: política de drogas a escala mundial y nacional; prevención y reducción de la violencia; y cooperación y asistencia internacional:

En la base de datos sobre homicidios del Banco Mundial, Venezuela es el país con mayor índice en América Latina, con 56,3 muertes por cada 100.000 habitantes. Le sigue Brasil con 29,5. En tercer lugar está Colombia con 25,5%. En Chile se registra el menos número de homicidios intencionales, con 3,4. Luego se ubica Ecuador, con 5,8 por cada 100.000 habitantes. Es el segundo más bajo de la región.

Lautaro Ojeda, analista en seguridad pública, considera indispensable diferenciar la violencia criminal y la violencia social. La primera se produce cuando están involucradas organizaciones criminales y tiene como objetivo acumulación de patrimonio ilegal. La social «es la que no está conformada por un hecho delictivo como tal. Allí están los femicidios; es decir, que se explican por la manera en que nos relacionamos los seres humanos. En 2018 el 53% de las muertes violentas ocurridas en Ecuador fueron producto de la última», explicó.