«Reingeniería vial que incluya la creación de por lo menos cinco ejes express»

“Reingeniería vial que incluya la creación de por lo menos cinco ejes express o de circulación continua este-oeste (elevados o túneles) y conectar la Occidental con la Simón Bolívar”

Mauricio Rodas

Antes de alcanzar la Alcaldía, Mauricio Rodas aseguró durante su campaña electoral, entre diciembre de 2013 y enero de 2014, que el tráfico en Quito podía aliviarse a través de la creación de ejes express, vías de circulación contínua similares a la Av. Simón Bolívar y Mariscal Sucre, que atraviesen la ciudad de este a oeste.  Sin embargo, no existió ningún avance al respecto mientras duró su gestión.

De acuerdo a la Empresa Púbica Metropolitano de Movilidad y Obras Públicas (EPMMOP), entre mayo de 2014, cuando Rodas inició su gestión, y marzo de 2019 no se realizó ninguna obra en torno a la construcción de circulación continua este-oeste que permitan conectar la Av. Occidental (Mariscal Sucre) con la Simón Bolívar.

La Av. Simón Bolívar y la Av. Occidental son grandes ejes viales que atraviesan la capital ecuatoriana de norte a sur a lo largo de más de 30 km. Estas vías carecen de una conexión directa entre ellas. El servicio de mapas de Google tampoco identifica ninguna vía de conexión directa entre estos dos tramos viales.

El trabajo más reciente operado sobre la Av. Simón Bolívar fue la habilitación de una prolongación hacia la Mitad del Mundo, al norte de la capital, el 15 de junio de 2018. Este proyecto vial buscó solucionar los problemas de movilidad de las dos principales salidas nororientales de la ciudad de Quito: Mitad del Mundo y Calderón. Sin embargo, su extensión hacia el norte de la urbe no implica una conexión con la vía Mariscal Sucre.

El proyecto se realizó en dos fases, la primera desde el sector de Carapungo hacia San Antonio de Pichincha de 12.1 km, aquí se implementaron 6 carriles, 1 ciclovía, 6 redondeles y el puente de los Pájaros, de 195 metros de longitud, sobre el río Monjas en el sector de Maresa. La segunda fase comprende 2.7 kilómetros de vía entre Pusuquí y Tajamar. La obra tiene una inversión global de USD 122.9 millones.