Diana Atamaint NO afirmó que «ningún acusado de corrupción debe ser enjuiciado» #FALSETA

El 24 de junio de 2019 Isabel Vargas, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), presentó una denuncia en contra del presidente  del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), José Carlos Tuárez, por perjurio y falso testimonio ante la Fiscalía General del Estado. Esta no fue la primera ocasión en que el funcionario ha sido señalado por presentar credenciales falsas al postularse como candidato para las elecciones de marzo de 2019.

El 26 de junio de 2019 la Presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint fue cuestionada por la falta de verificación en los documentos presentados por Tuárez durante el programa Los Desayunos de Teleamazonas. En el espacio la funcionaria aseguró que «el principio básico de todo concurso público es la buena fe, además se asume que la persona que entrega los papeles para concursar asume todas las responsabilidades de la veracidad de los documentos».

La presidente del organismo Electoral sostuvo que el CNE dio estricto cumplimiento a todos los requisitos, por ello se pidió documentos originales, copias notariadas y una declaración juramentada de que lo que presentaban era veraz y legal. Atamaint afirmó que a través del trabajo de verificación se descartó cerca de 150 candidatos al CPCCS. Sin embargo, información engañosa en torno a esta entrevista circuló por redes sociales desde el día 26 de junio:

Lo atribuido a la funcionario nunca fue pronunciado por la misma. En el espacio Atamaint puntualizó que «si alguien le mintió al notario porque llevo originales para que sean certificadas eso debe trasladarse a Fiscalía porque perjurio es un delito, y eso no le corresponde a la autoridad electoral». El post engañoso utilizó una fotografía que utilizó el medio que transmitió la entrevista.

De acuerdo al Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 270, el perjurio y falso testimonio se configura cuando la persona que «falte a la verdad bajo juramento, cometa perjurio, será sancionado con pena privativa de la libertad de tres a cinco años».