Yépez: «Hemos propuesto… pena perpetua y castración química para delitos de violación en la reforma al COIP» #INSOSTENIBLE

El asambleísta del partido Creo ante la Asamblea Nacional, Héctor Yépez insistió con la propuesta de aplicar la cadena perpetua y la castración química a personas en casos que «las evidencias y los hechos» indiquen que un delincuente o persona con problemas de desviación sexual no muestre señas de reinsertarse a la sociedad.

 

Esto en el marco de las propuestas de reformas al Coip que se llevarán a cabo esta semana en la Asamblea Nacional Yépez dijo en el programa radial El Diálogo transmitido por Radio I99 que «las estadísticas nos dice, diga lo que diga la Constitución,  que un pedófilo en el 90% de los casos  no se rehabilita, para mi es un riesgo que atenta contra el derecho a la vida que está en la Constitución, contra el derecho a la integridad que también está en la Constitución, en ese caso debe valorarse que esa persona no salga (cadena perpetua), salvo que mañana un informe de por lo menos tres psiquiatras diga que esta persona sí se rehabilitó efectivamente, entonces podría salir pero con una castración química», afirmó Yépez.  

 

Diálogo, 8 de julio/2019.Invitado: Editorialista Byron López Tema: Matrimonio Civil Igualitario.

Posted by Radio i99 on Monday, July 8, 2019

Declaraciones de asambleísta Héctor Yépez sobre castración química Min 2 Seg 01

Yépez  hizo la misma propuesta desde el pasado 3 de enero en la Asamblea Nacional donde se debatieron las reformas al Código Orgánico Integral Penal (Coip). En ese contexto, Héctor Yépez, asambleísta del movimiento Creo, junto a sus compañeros de bancada: Roberto Gómez, Silvia Vera y Pedro Curuchumbi, remitió, el 28 de enero, un documento con observaciones a la Comisión de Justicia. Allí se incluyeron la «prisión perpetua y castración química para casos de violación», con base en una propuesta de la exlegisladora Poly Ugarte, actual candidata a la prefectura del Guayas.

La propuesta incumple con lo dispuesto en el artículo 66 de la Constitución, que garantiza el derecho a la integridad personal, lo cual incluye la integridad física, psíquica, moral y sexual. Además, se prohíbe el uso de la tortura, la desaparición forzada y los tratos y penas crueles, inhumanas o degradantes. Por lo anterior, para cumplir con lo propuesto por los legisladores sería necesaria una reforma constitucional.

 

La reforma impulsada por Creo implicaría un violación a la Convención Americana sobre Derechos Humanos suscrita por Ecuador, en la cual se establece el derecho a la integridad personal de todas las personas. Ello implica que las personas acusadas y privadas de la libertad por delitos asociados a la violencia sexual tienen derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral.

Ramiro García, presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, consideró que la propuesta implicaría un retroceso en los Derechos Humanos, por lo cual es inviable. Para el abogado, la delicada situación producida por la violencia de género en el país es aprovechada por distintos políticos para «figurar en tiempos de crisis a través de estas declaraciones». En esta postura coincide el experto constitucionalista Rayael Oyarte, para quien «la cadena perpetua absoluta es inconstitucional, en la medida en que el sistema penitenciario ecuatoriano busca rehabilitar y reinsertar en la sociedad a las personas privadas de libertad».